Las pymes solicitaron una prórroga para deudas fiscales con la AFIP

Fuente: Ámbito – El pedido fue hecho a través de de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). La entidad advirtió que será difícil la regularización de deudas para muchas pymes.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) le solicitó al ministro de Economía, Luis Caputo, prorrogar al menos 60 días el vencimiento de la no ejecución de las deudas fiscales y las trabas de medidas cautelares que las pymes mantienen con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

El pedido de la entidad se da en un período de fuerte contracción de la actividad y caída generalizada de ventas, con impacto sobre la capacidad de pago de las pymes. En este contexto, advirtieron que será difícil la regularización de deudas para una gran cantidad de pequeñas y medianas empresas, lo que generará una situación extra de ahogo financiero.

El pedido de las pymes al ministro de Economía, Luis Caputo

En un comunicado, CAME recordó: «La Resolución General N° 17/2024 del Ministerio de Economía y la Resolución General N° 5482/2024 de la AFIP disponían la suspensión de los juicios de ejecución fiscal y las trabas de medidas cautelares -hasta el 31 de julio- para toda persona humana y micro, pequeña y mediana empresa».

Y agregaron que «aún no se reglamentó la Ley 27.743 ‘Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes’, en la que establece un régimen de regularización de deudas vencidas al 31/03/2024 y que también posibilitará la regularización de deudas pasibles de ejecución fiscal«.

Las compañías pidieron que se postergue por al menos 60 días el vencimiento de la no ejecución de las deudas fiscales y las trabas de medidas cautelares.

Las compañías pidieron que se postergue por al menos 60 días el vencimiento de la no ejecución de las deudas fiscales y las trabas de medidas cautelares.

Empresarios denuncian que cerraron 10.000 pymes en la era de Javier Milei

Durante los primeros seis meses de gestión del Presidente, unas 10.000 pymes cerraron por el desplome de la actividad económica. La misma ocurrió tras la devaluación de diciembre pasado, lo que provocó el aumento de la inflación y el deterioro del poder adquisitivo de los salarios y jubilaciones.

Según un informe que difundió la Asociación de Empresarios y Empresarias Nacionales para el Desarrollo Argentino (ENAC), en los primeros 6 meses de la gestión de Javier Milei, «cerraron 10.000 pymes», si se comparan números de junio con respecto a diciembre.

Además, en el documento expresaron: «Advertimos al Congreso de la Nación y al Gobierno Nacional que este no era el camino para salir de los problemas de la Argentina, no escucharon, y ahora el daño está hecho«. El informe fue hecho en base a cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), el cual asegura que el cierre se debe a un derrumbe económico similar al de 2020, cuando ocurrió la pandemia del Covid-19.

La Inteligencia Artificial revoluciona la logística: entregas más rápidas, precisas y eficientes

Fuente: MDZ – La capacidad de la IA para optimizar rutas, predecir la demanda y gestionar inventarios no solo reduce costos operativos sino que también mejora la experiencia del cliente.

Las empresas buscan constantemente optimizar sus procesos para ser más rentables y eficientes, y en este escenario, la tecnología juega un papel fundamental. La inteligencia artificial (IA) se ha convertido en una herramienta poderosa para transformar cualquier industria, y el sector logístico es un ejemplo de ello. Las operaciones de la cadena de suministro y la última milla, se han visto revolucionadas por múltiples soluciones que impactan positivamente en la eficiencia, rentabilidad, productividad y por supuesto la satisfacción del cliente.

La IA ha revolucionado la industria logística de varias maneras. Inicialmente, la implementación de sistemas automatizados y algoritmos avanzados ha permitido a las empresas gestionar volúmenes de datos masivos con mayor eficiencia. Además, esta tecnología está mejorando la productividad de los trabajadores, automatizando tareas repetitivas, reduciendo errores y mejorando la toma de decisiones en toda la cadena de valor.

La IA ha revolucionado la industria logística de varias maneras.

Entre los principales usos de la IA en logística se cuentan:

  • Optimización de rutas: los algoritmos de IA analizan datos como el tráfico, distancia, ubicación de los conductores y preferencias del cliente para crear rutas de transporte más eficientes, lo que reduce tiempos de entrega, costos de combustible y emisiones de CO2.
  • Predicción de la demanda: mediante el análisis de patrones históricos de ventas, datos de redes sociales y tendencias del mercado, la IA puede predecir con mayor precisión la demanda de productos, permitiendo a las empresas optimizar sus inventarios, evitar rupturas de stock y satisfacer mejor las necesidades de sus clientes.
  • Gestión de inventario: la IA automatiza el seguimiento de los niveles de stock, identifica productos de baja rotación y sugiere estrategias de reabastecimiento optimizadas, lo que reduce costos de almacenamiento, mermas y obsolescencia.
Los algoritmos de IA analizan datos como el tráfico, distancia, ubicación de los conductores y preferencias del cliente para crear rutas de transporte más eficientes.

La implementación de estas soluciones basadas en IA no solo impacta en la rentabilidad, eficiencia y confiabilidad de las empresas, sino también sobre el consumidor final. Entregas más rápidas y precisas, mayor disponibilidad de productos y precios más competitivos son algunos de los beneficios que disfrutan los clientes gracias a la transformación digital que vive hoy la industria logística.

Se espera que en los próximos años la IA continúe revolucionando la industria, impulsando la automatización, la eficiencia y la sostenibilidad en toda la cadena de suministro. Los avances en aprendizaje automático y procesamiento de datos permitirán una personalización aún mayor de los servicios logísticos, adaptándose a las necesidades específicas de cada cliente y mercado. En definitiva, la IA seguirá siendo un motor clave en la evolución de la logística, impulsando la eficiencia y la rentabilidad de las empresas a nivel global.

Eduardo Sánchez Villagrán.

Eduardo Sánchez Villagrán, gerente de Ingeniería de Celsur Logística. 

El Gobierno necesita a las pymes para reactivar el país

Fuente: El Economista – En Argentina hay muchísimo por hacer. La inflación podrá ser un fenómeno monetario, pero el desarrollo sí es multicausal.

El enfoque de política monetaria y fiscal del Gobierno monopoliza aún las miradas. Sin embargo, según la última medición del Indec, el uso de la capacidad instalada en la industria se ubicó en el 56,6% en abril, muy por debajo al mismo mes de 2023, que fue del 68,9%. La industria está produciendo apenas poco más de la mitad de lo que puede producir, el sector productivo decrece y la caída del consumo está haciendo estragos. 

El Gobierno logró aprobar la Ley Bases y firmar el «Pacto de Mayo». Ahora comienza una nueva etapa que reclama otro objetivo político para un escenario que está cambiando. Tras los seis primeros meses de gobierno y ante los primeros signos de desaceleración de la inflación, empiezan a aparecer nuevos miedos y hay señales de deterioro en el humor social. 

Las últimas encuestas señalan que ya no es la inflación la mayor preocupación de los argentinos sino el desempleo y la pobreza. Una advertencia importante para un gobierno que preveía una fuerte contracción de los salarios, pero no la pérdida del trabajo por el cierre de empresas. Sobre todo cuando empieza a levantar la motosierra sobre el empleo público provincial. 

Por eso se hace cada vez más necesario empezar a mostrar algunos signos positivos y reales de «reactivación», una demanda que va a empezar a sonar cada vez más fuerte. Y las recientes medidas legislativas específicas, aún con visión estructural de inversiones, no alcanzan. 

La aprobación del Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) es un excelente instrumento para atraer el interés internacional, pero tomará tiempo mostrar resultados concretos, más allá de anuncios. Y puede convertirse en una contradicción para un gobierno que asumió prometiendo terminar con los privilegios, pero que empieza a privilegiar a los grandes inversores extranjeros por sobre los nacionales. 

Es por eso que se empieza a escuchar ahora la voz de un actor heroico e históricamente subrepresentado, del cual depende, básicamente, la estructura económica y social del país. 

Las pymes generan el 70% del empleo y el 42% del PIB y representan más del 95% del total de las empresas del país. Aseguran además, una rápida distribución social y territorial del ingreso. 

El RIGI establece ventajas para las inversiones externas superiores a US$ 200 millones, facilidades impositivas durante los primeros tres años y treinta años de estabilidad de la inversión; exención de derechos de importación, de exportación y tasa de estadística para el ingreso de bienes de capital, repuestos y componentes destinados a los nuevos proyectos. 

Podrán además disponer libremente del 20% de las divisas generadas por sus exportaciones al cabo del primer año, del 40% al segundo año y del 100% a partir del tercero. El dato para las pymes es que, como mínimo, el 20% de la totalidad del monto de inversión destinado al pago de proveedores deberá destinarse a proveedores locales. 

Sin embargo, los dirigentes de las cámaras de pequeñas y medianas empresas señalan no sólo la injusta desventaja para las inversiones menores a ese monto, sino también la competencia desleal. 

El RIGI perjudicará a los proveedores nacionales frente a los productos importados, dado que estos no pagarán impuestos de ningún tipo mientras que los proveedores nacionales deberán afrontar costos de importación que generan asimetrías, de entre el 15% y el 35% del valor total de los bienes al cumplir con todas sus obligaciones en materia arancelaria e impositivas.

Producto del reclamo y los aportes de entidades como la UIA, CAME y Monapy, el equipo económico del Gobierno ya aseguró que trabaja en un nuevo proyecto de ley para un régimen de inversiones para pymes («mini RIGI»), que enviará al Congreso una vez instrumentada la Ley Bases y el paquete fiscal. 

Incluiría rebaja de cargas patronales para los primeros dos años; exención de retenciones para las exportaciones incrementales; amortización acelerada del capital para las empresas nuevas con el fin de pagar menos impuestos los primeros años. El Gobierno accedió, advirtiendo como condición que no comprometería el equilibrio fiscal. 

El gobierno empieza a entender la importancia de las políticas dirigidas a la microeconomía, además de las de la macro. Otras medidas propuestas, que deberán asumir en algún momento, son la necesaria simplificación tributaria; la actualización automática de parámetros de categorización; herramientas para la internacionalización de las empresas; simplificación de la creación de nuevas empresas y, por supuesto, acceso a financiamiento.

Pero más allá de las reformas tributaria, laboral y previsional pendientes y de nuevas posibles leyes, hay también un universo de medidas e iniciativas que pueden llevarse a cabo aún sin depender de los gobiernos nacionales o provinciales.

No es que una pyme sea competitiva o no lo sea únicamente por sus capacidades. Para asegurar el incremento de la actividad económica es necesario fortalecer la competitividad sistémica. Lo que tiene que haber es un sistema que aporte condiciones para su competitividad. Los gobiernos son necesarios para muchas de ellas, pero no para todas. Y estas condiciones, en un escenario donde el Estado no sólo tiende a achicarse para dar libertad a las empresas, sino que empieza a abrir la economía, resultan imprescindibles, y urgentes. 

Es entonces cuando la alianza entre cámaras empresariales y universidades cobra todo su volumen. Señalamos sólo tres objetivos que deberían emprender conjuntamente para elevar la competitividad, sin depender necesariamente de los gobiernos:

  • La internacionalización de las empresas con vistas al acceso a OCDE y la estandarización de nuevos parámetros de gestión de negocios.
  • La construcción de redes de innovación a través de la vinculación proactiva entre las universidades, el sistema científico tecnológico y las empresas.
  • La planificación de una regionalización económica entre municipios y/o provincias, para potenciar la competitividad territorial. 

En Argentina hay muchísimo por hacer. La inflación podrá ser un fenómeno monetario, pero el desarrollo sí es multicausal. 

Por eso se requiere no sólo de un diseño de políticas públicas que aborde en toda su complejidad las reformas estructurales y que ponga como actor central en ese proceso a las pymes, quienes sostienen mayoritariamente el entramado productivo nacional. 

Es necesario, además, un nuevo perfil del empresariado argentino, menos dependiente de la iniciativa política y más confiado en la iniciativa privada, que logre sostener e incrementar, más allá de los gobiernos, las condiciones de competitividad que necesita para crecer. 

Basso, la empresa argentina que fabrica válvulas para Ferrari y sobrevivió a la competencia china

Fuente: Clarín – La empresa argentina Basso produce válvulas de combustión interna para motores. Es una de las piezas más delicadas de un vehículo, encargadas de permitir la entrada de combustible y aire, y la salida de los gases. La precisión de una válvula se mide en micrones y su fabricación requiere de decenas de procesos durante dos semanas, desde que una barra de acero importada desde Alemania, hecha con una aleación especial, ingresa a la primera máquina. Una vez que la válvula sale lista, aquel acero multiplicó su precio unas diez veces.

Todo eso ocurre en Rafaela, en el corazón de la cuenca lechera de Santa Fe. Hoy, Basso factura unos 50 millones de dólares por año, de los cuales casi 90% provienen de la exportación a más de 30 países.Producción de válvulas en la fábrica de Basso, en Rafaela, Santa Fe. Producción de válvulas en la fábrica de Basso, en Rafaela, Santa Fe.

¿A quiénes les vende? Si se mide por volumen de exportación, al tope de la lista hay dos clientes de Estados Unidos, John Deere (maquinaria agrícola) y Polaris (cuatriciclos y vehículos de nieve). Otra forma de medir hasta dónde llegó esta empresa son las marcas top del automovilismo que le confían las válvulas para sus motores, como destaca Leandro Basso, director de Negocios del grupo y el más joven de la tercera generación.

«Hoy es mucho más fuerte para nosotros Ferrari, la división de autos de calle de McLaren y también Maserati. Son los más grandes para nosotros, porque para estas marcas somos el principal proveedor de válvulas», cuenta Basso.

Apellidos piamonteses

La empresa fue fundada en 1963 por tres socios, Juan Basso, Dante Benincá e Italo Bottero, apellidos de la zona del Piamonte italiano, cuyos inmigrantes poblaron el sur de Córdoba y Santa Fe a comienzos del siglo pasado. Con las iniciales de los apellidos crearon la marca 3B o BBB, que hoy sigue presente en las casas de repuestos.La primera planta de Basso, en 1963. La primera planta de Basso, en 1963.

Juan Florentino Bienvenido Basso había nacido en la localidad santafesina de Humberto 1º, y cuando tenía 24 años se radicó en Rafaela, donde entró como empleado en la mueblería Scossiroli, donde a los pocos años pasó a gerente. En paralelo llevó adelante otros emprendimientos. El primero fue una empresa de turismo de un único colectivo, que él mismo manejaba los fines de semana y durante sus vacaciones en la mueblería. ¿Cuál era el nombre de la empresa? El mismo que más adelante tendrían las válvulas: BBB. Le siguieron una fábrica de potes de cartón y una de mermeladas, con la marca Dul-Cas.

Casado, con dos hijos adolescentes, Basso acababa de cumplir 40 años en el ’63 cuando, junto a Benincá y Bottero, decidió poner un taller de recuperación de válvulas para motores. Eran ellos tres y un único operario a sueldo. Mientras, Basso mantenía su trabajo en la mueblería.

“Mi abuelo, antes de de fundar esta empresa ya había fundado otras cuatro o cinco, había vendido su casa y había sacado a mi padre del colegio privado de la ciudad, solamente con el objetivo de poner su empresa. Siempre tuvo ese sueño, desde que era gerente de la mueblería hasta transformarse probablemente en uno de los industriales más importantes de la historia de la ciudad”, agrega el joven nieto de Juan Basso.

Cuenta la leyenda que para entonces Benincá ya era un próspero empresario, con curtiembres y concesionarias, y fue quien convocó a Bottero, a quien conocía a través de su hermano, y a Basso.

De los tres, «Botica» Bottero era el que sabía cómo se fabricaban las válvulas: se había formado en Edival, una fábrica que diez años antes había fundado Edison Valsagna, también de Rafaela.

Cuando Bottero se fue de Edival y al poco tiempo BBB comenzó a competirle en la fabricación de válvulas originales, quedó establecida entre las dos empresas una fuerte rivalidad que se prolongaría durante décadas. Fue una puja cabeza a cabeza, no exenta de enconos personales, pero con las dos empresas embarcadas en una competencia por ganar mercados en Argentina y en el exterior.Juan Florentino Basso (de pie) junto a sus socios Dante Benincá (al medio) e Italo Bottero (al frente) en los años '70.Juan Florentino Basso (de pie) junto a sus socios Dante Benincá (al medio) e Italo Bottero (al frente) en los años ’70.

Aquella rivalidad histórica perdió impulso a comienzos del siglo XXI, cuando Edival fue adquirida por el gigante industrial alemán Mahle. Para ese momento Rafaela ya era uno de los principales centros industriales de la Argentina: ubicada lejos de todas las capitales, la ciudad tiene hoy 100.000 habitantes y siete sedes universitarias. La primera de todas, una sede de la UTN, tuvo a Juan Basso como uno de sus impulsores.

La transición

La generación fundadora de BBB condujo la empresa durante 27 años. Desde 1963 a 1985 se mantuvo la sociedad original, con una fuerte expansión en el mercado interno y unos primeros intentos de exportación a partir de 1971.

A mediados de los ’70 se incorporaron José Luis y Juan Carlos Basso, los hijos de Juan, ambos ingenieros. Para entonces, BBB ya sumaba unos 70 empleados y con un crédito del Banco Nacional de Desarrollo iniciaron la construcción de una nueva fábrica en Ruta 70 y Martín Oliber. Por entonces, con los dos hijos muy activos en el negocio, los Basso comenzaron a adquirir acciones de los otros socios fundadores.

A comienzos de los ’80, tras la devaluación de la «tablita» de Martínez de Hoz, la producción automotriz local había caído fuertemente y muchas fábricas habían cerrado (General Motors, Chrysler) o habían vendido su filial argentina (Fiat, Peugeot). En aquel contexto adverso, en plena guerra de Malvinas, la multinacional Thompson Ranco puso a la venta su fábrica de válvulas. Y los Basso vieron la oportunidad.

La fábrica de Thompson Ranco estaba frente a Fiat Concord, en Córdoba, pero sus principales clientes eran Ford y Dodge, según contaba Juan Carlos Basso, el hijo menor de Juan Florentino.

«Decidimos comprarla nosotros, y traer toda la maquinaria a nuestra fábrica. Eso nos permitió ser proveedores de empresas norteamericanas y fortalecer nuestra presencia en el mercado de exportación, en el que ya estábamos desde el ‘71″.

El mercado de «repuesto original» para las válvulas se había achicado, ya que la producción local de vehículos había pasado de 280.000 a menos de 170.000 unidades por año. Los integrantes de la segunda generación armaron las valijas y comenzaron a viajar a ferias y exposiciones en los Estados Unidos.

Hacia 1985 Juan Basso terminó de comprar las acciones de la empresa a sus socios Bottero y Benincá, y la sociedad BBB se transformó en una empresa familiar, con el nombre Basso. Mantuvieron, tal como hasta hoy, la marca BBB y 3B en sus cajas de válvulas.Juan Carlos y José Luis Basso rodean a su padre, Juan Florentino, el día que formalizaron la compra de las acciones a sus socios Benincá y Bottero en 1985.Juan Carlos y José Luis Basso rodean a su padre, Juan Florentino, el día que formalizaron la compra de las acciones a sus socios Benincá y Bottero en 1985.

Un año después, en 1986, luego de 11 viajes a los Estados Unidos, concretaron su primera exportación de válvulas a ese país. Y también ese año, en la localidad de Lehmann, ubicada a 15 kilómetros de Rafaela, abrieron Motor Parts, una segunda fábrica dedicada a válvulas de alta competición. Esa fábrica (hoy con dos plantas) tuvo su propia expansión y con el tiempo colocaría sus válvulas en los circuitos más exigentes del mundo, como Le Mans.

Estaba todo dado para que padre e hijos iniciaran una nueva etapa de expansión al frente de la empresa, ahora familiar. Pero en 1990 falleció, todavía muy joven (67 años), el fundador Juan Florentino Basso. Sus hijos apenas pasaban los 40 años, la misma edad que su padre al fundar la compañía. Y completaron la tarea de salir al mundo.

La expansión

Cuando José Luis y Juan Carlos se hicieron cargo de las riendas de la empresa se estaba conformando el Mercosur y a los pocos meses se firmaría el acuerdo automotor con Brasil, de arancel cero entre los dos países.

Con aquel esquema de comercio administrado con Brasil y de arancel cero (que sigue vigente hoy), el parque automotor se modernizó y salieron de producción modelos con décadas de historia como el Ford Falcon, el Peugeot 504 y el Renault 12.

La contracara fue que en la Argentina se dejaron de fabricar motores: incluso los vehículos ensamblados acá llevaban motores hechos en Brasil o en países de extrazona.

En esa nueva realidad, a los fabricantes locales les quedaba sólo el mercado de reposición. La respuesta desde Basso fue abrir nuevos mercados en el exterior.

«Nuestra apuesta por la exportación fue una estrategia de círculos concéntricos alrededor de nuestra base de Rafaela. Empezamos con Uruguay. Después, Chile, Paraguay y Bolivia. De a poco, fuimos ampliando los círculos», contaba José Luis Basso. Para 1995 habían sumado a Peugeot de Francia como el principal cliente de exportación.

Agregaba el mayor de los dos hermanos: «A medida que avanzó la década del ‘90 y que la situación económica argentina se ensombrecía, nosotros seguimos con un empuje arrollador. La recesión del mercado interno no nos perjudicaba, porque muchos de nuestros clientes estaban en Europa y los Estados Unidos».

De hecho, en plena crisis de 2001, y mientras la recesión y la deuda financiera ahogaba a las empresas, Basso compró en los Estados Unidos a Manley Engine Valves, una empresa en convocatoria de acreedores.José Luis Basso en la fábrica, en 2004. Foto José Almeida. José Luis Basso en la fábrica, en 2004. Foto José Almeida.

«Nuestra intención original era producir desde allá, pero resultaba difícil. Así que finalmente cargamos las máquinas en treinta y dos contenedores, y las trajimos a Rafaela en 2002″, agregó Basso. Las máquinas de Manley fueron instaladas en la fábrica de Motor Parts, en Lehmann.

Para 2002, además, había cobrado notoriedad un joven integrante de la familia, Martín Basso, hijo de José Luis. Era piloto, había salido campeón en la Fórmula Renault y subcampeón en la Fórmula Super Renault a fines de los ’90. También compitió en la fórmula Atlantic en los Estados Unidos y en la Fórmula 3000 en Europa, que durante algunos años fue el reemplazo de la Fórmula 2 como trampolín a la Fórmula 1. El joven piloto rafaelino volvería a competir a nivel nacional en el TC2000 al año siguiente, y sería subcampeón en 2007.

Durante su experiencia europea de 2002 en la Fórumula 3000, Martín Basso hizo contactos con Ferrari: fue el inicio de un vínculo entre las fábricas de Rafaela y Maranello que exigió dos años de pruebas, ensayos y errores hasta que, en el segundo semestre de 2004, José Luis Basso confirmó a Clarín la primera exportación de válvulas a Ferrari.

Para entonces, el grupo sumaba 500 operarios y una facturación de 24 millones de dólares anuales. Ya había conseguido el objetivo comercial de exportar 90% de su producción.

Sobrevivir a los chinos

La tercera generación de los Basso la integran los cuatro hijos de Juan José y los dos hijos de Juan Carlos. Tres de ellos están en la empresa: Martín y Mariana Basso, hijos de José Luis, y Leandro, hijo de Juan Carlos. Con 36 años, Leandro es bastante más joven que sus primos, licenciado en Administración de Empresa (UCES) y está a cargo del área de Negocios del grupo. Ingresó como empleado de la empresa ni bien se recibió, hace 11 años, y pasó los últimos años trabajando en un área de investigación sobre electro movilidad. Leandro es ahora la «cara» de la empresa, si bien su padre y su tío siguen siendo los que la dirigen.Martín Basso, ex subcampeón de TC2000 y su primo hermano Leandro son, junto a Mariana (hermana de Martín), los tres integrantes de la familia con funciones ejecutivas en la empresa. Foto BassoMartín Basso, ex subcampeón de TC2000 y su primo hermano Leandro son, junto a Mariana (hermana de Martín), los tres integrantes de la familia con funciones ejecutivas en la empresa. Foto Basso

¿La tercera generación podrá mejorar lo que habían conseguido? ¿Qué sigue después de haber logrado venderle piezas fabricadas en el interior del interior de la Argentina nada menos que a Ferrari?

Si se mira la foto actual, la primera respuesta sería que la tercera generación está encaminada: hoy, en lugar de los 500 empleados de hace dos décadas, Basso tiene 1.000. La facturación también se duplicó, de los 25 millones de dólares en 2004 a US$ 50 millones previstos para este año. Y eso lo consiguieron exportando un producto caro.

«El año pasado se fabricaron unas 18 millones de piezas, este año se prevé una baja, depende un poco de la situación de los mercados, pero también sobre el mix a fabricar, hay piezas mucho mas complejas y lentas que otras», afirmó Leandro. «El número de piezas no es lo mas representativo en nuestro negocio, sino el precio promedio, ya que tenemos sin lugar a dudas uno de los más altos (o el más alto) en toda la industria de las válvulas a nivel global. Este año esperamos terminar exportando el 85% de esas piezas».

En estas dos décadas los motores a combustión comenzaron a ser reemplazados por motores eléctricos, un recambio que al joven Basso no le quita el sueño (“nuestra lectura es que hay vehículos con motor para muchos años”). El verdadero desafío que encaran no comenzó hoy sino hace casi diez años, cuando entendieron que no podían competir contra fabricantes del Lejano Oriente.

“Basso era una empresa local que se propuso exportar y lo logró como pocas empresas en la Argentina. Después sobrevino el boom histórico de las válvulas, porque se duplicó la cantidad de válvulas en los motores y Basso pasó a ser un jugador global, competíamos uno a uno con los grandes fabricantes pero teníamos una estructura muchísimo más chica. Y cuando todo se acomodó y se volvió a estancar el modelo, vimos que como competidores algunos pantalones nos quedaban muy grandes. Los costos, la capacidad de inversión (viviendo además en un país cambiante como el nuestro) no nos permitían entrar en Hyundai o venderle al Corolla. Íbamos, cotizábamos y podíamos realmente tener un negocio dinámico».

El cambio de estrategia fue en 2015 y coincidió con la llegada de la tercera generación a cargos directivos.

“Nos planteamos cambiar el modelo, ir a otro tipo de válvulas, a otro tipo de nicho donde realmente nos valoran y que los grandes platos los coman los grandes proveedores. Además, cambiamos el enfoque comercial, nosotros habíamos llegado a vender el 50% de nuestra producción a un único cliente, que era Peugeot de Francia. Eso hoy no existe ni cerca: el cliente más grande no pasa del 10% de nuestras ventas. Atomizamos mucho más nuestra cartera de negocios e invertimos muchísimo en tecnología, capacitación de gente y procesos productivos”.La marca BBB/3B sigue presente en las casas de repuestos. La marca BBB/3B sigue presente en las casas de repuestos.

Con clientes tan atomizados, la producción de válvulas cambia de un modelo a otro, con diferente costo y precio. Pero en promedio, Leandro Basso estima que hoy el precio del acero alemán hecho de una aleación especial que importan como materia prima, ronda los 8.000 dólares la tonelada. Cuando salen listas las válvulas, luego de 25 a 35 procesos diferentes, ese valor se transformó en 55.000 a 60.000 dólares por tonelada.

Los principales clientes de Basso son las estadounidenses John Deere y Polaris, seguidos por Ferrari, constructores de motores de México, distribuidores de piezas en Estados Unidos, CNH Iveco, Kawasaki, McLaren y Maserati. “Todo lo que no hace un chino, vamos a decirlo así”, remató con ingenio Leandro.

Para empresarios ya se tocó el piso pero la recuperación aún no se ve

Fuente: Clarín – En el lobby del Alvear Icon en Puerto Madero, esa joya arquitectónica art deco y para matizar la espera a Guillermo Francos los empresarios competían por anécdotas durante la firma del Acta de Mayo, el último lunes en Tucumán.

Los dirigentes del Grupo de los Seis, por ejemplo, no estaban en los registros y en esa gélida noche del 8 de julio no podían pasar de la primera valla hasta que finalmente encontraron a un influyente que los hizo ingresar donde tenían reservados sus asientos. Tenían por delante varias horas bajo el frío inclemente que les reservó su rol de testigos, según deslizaron en tono discreto.

En eso, ingresó el Jefe de Gabinete a quien muchos observan como la contracara de Javier Milei, al que conocen desde hace ya varios años y tienen intimidad en el trato. Se nota.

Así arrancó el almuerzo organizado por el Cicyp, que aglutina precisamente a la Bolsa, el Comercio, la UIA, la Construcción, la Rural, y los bancos. Los asistentes suelen ser legión. Pero este mediodía cayó a la mitad con 228 comensales. Algunos lo atribuyeron a que a la misma hora la embajada de Francia celebraba su histórico 14 de Julio.

En público a Francos no le preguntaron ni por la salida del cepo, o el atraso del dólar oficial y tampoco por el ingreso del polémico Ariel Lijo a la Corte. “Son hechos consumados”, justificó un banquero a Clarín. En cambio no se salvó de ser consultado tres veces por el Mercosur, lo que expresa una preocupación.

Curioso. Francos, que recordó a su padre Almirante, ensayó una larga explicación al sostener que si se conocieran personalmente Lula y Milei se llevarían bien. Y enseguida se dio cuenta: “No les estoy respondiendo”, soltó en un rapto de franqueza que fue muy aplaudido.

Precisamente, por el faltazo de Milei a la Cumbre en Paraguay, Nicolás Pino, presidente de la Rural no podrá concretar su anhelo de que el uruguayo Lacalle Pou y el paraguayo Santiago Peña acompañen a Milei en la inauguración de la muestra de Palermo: declinaron la invitación.

Marcos Pereda, poderoso en forestación y otras ramas agroindustriales y a la sazón titular del Cicyp, recibió a Francos expresando apoyo al Gobierno pero recordando “la necesidad de seguridad jurídica para poder competir y abrirnos al mundo”.

En la mesas, el comentario generalizado es que la caída de la actividad tocó piso pero que aún no se ve la reactivación.

“Estamos ansiosos y expectantes, los números de julio indican que llegamos al fondo y hay una leve recuperación que varía según los sectores, pero aún no vemos el rebote”, resumió Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA.

Gustavo Weiss, de la cámara de la Construcción, sorprendió al contar que en junio el sector recuperó 6% respecto a mayo por los arreglos en el hogar y el regreso de la obra pública en dosis homeopáticas en algunas provincias. Milagro de la negociación por la ley Bases.

A su lado el presidente de CAME, Alfredo González, anticipó que el índice de confianza que mide la entidad mejoró 3,3% mensual en mayo, cumpliendo seis meses consecutivos en recuperación. En la comparación interanual, sin embargo, se ubica 1,6% por debajo de mayo de 2023.

Los representantes de las automotrices remarcaban que el último junio creció 18% la venta de autos en comparación con mayo.

José Urtubey, de Celulosa que exporta el 40%, sorprendió al asegurar que el dólar no está atrasado. Los petroleros se mostraron muy ansiosos con el RIGI (Régimen de Incentivos para las Grandes Inversiones). Hablaban de montos siderales.

Y Eduardo Eurnekian celebraba la desregulación aérea. “Necesitamos ganar competitividad, todos estamos sufriendo en esta Argentina empobrecida”, señaló.

Como ya es tradición en el Cicyp, le tocó el brindis: “Se abre una esperanza, ustedes son gente de trabajo, políticos de corazón, les deseo éxito por la Argentina”, levantó su copa el dueño de los aeropuertos entre los aplausos de los asistentes.

Hoteles más verdes: cómo es la estrategia del sector en tiempos de caída del turismo

Fuente IProfesional – El sector a reducir gastos y a atraer turistas enfocados en cuidar ambiental. ¿Hay sello verde en la Argentina? Los casos de éxito.

En un panorama de caída general del consumo y del turismo, la sustentabilidad es una buena estrategia para los hoteles ya que permite ahorrar costos (energéticos, por ejemplo), y atraer a visitantes conscientes del cuidado ambiental.

Argentina es uno de los países líderes en sustentabilidad hotelera, con 176 alojamientos certificados con el sello “Hotel más Verde” en más de 60 destinos, según datos de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT).

Lanzan un concurso de gestión sustentable en hotelería y gastronomía en Argentina: cómo participar
Hoteles más verdes: Cómo es la estrategia del sector en tiempos de caída del turismo.

Esta certificación forma parte de un programa que la entidad lleva adelante desde hace diez años para distinguir a los establecimientos que cumplen con criterios de cuidado ambiental y social. Para obtener el sello, tanto lujosos hoteles de cadenas internacionales hoteles boutique, alojamientos rurales, hostales y posadas, deben cumplir con una serie de prácticas en cuanto al uso racional de la energía y el agua, separación de residuos en origen y criterios de equidad de género e inclusión social en su staff.

Tendencia de hoteles más verdes y sustentable

Según una encuesta realizada por Booking en febrero de 2023 a 33.000 personas de 35 países, (1015 de Argentina), el 87% de los viajeros busca alojamientos sostenibles y un 39% dijo estar dispuesto a pagar más, por opciones de viaje con acreditación de sostenibilidad.

Según una encuesta realizada por Booking en febrero de 2023 a 33.000 personas de 35 países, (1015 de Argentina), el 87% de los viajeros busca alojamientos sostenibles y un 39% dijo estar dispuesto a pagar más, por opciones de viaje con acreditación de sostenibilidad.

Otro indicador de esta tendencia, es que el buscador Google añadió una sección especial en el perfil de Maps para que los hoteles muestren los aspectos sustentables de los establecimientos.

Tanto a nivel internacional como local “está creciendo la cantidad de viajeros que buscan opciones más sustentables en viaje y alojamiento”, destaca María Gabriela Ferrucci, presidenta de la AHT y agrega que las cadenas hoteleras más importantes están impulsando las certificaciones, mientras cada vez más operadores de viajes y empresas las exigen a la hora de contratar servicios de hotelería.

Inversión del sector hotelero con retorno

La inversión necesaria para participar del programa y obtener la certificación, “dependerá del punto de partida de cada establecimiento. Para certificar el nivel Bronce, no se requieren grandes desembolsos, y luego se puede escalar hacia el nivel Plata y Oro, en un programa de mejora contínua”, señala Ferrucci.

“En principio se trata de invertir en la sensibilización y capacitación de los Recursos Humanos, para llevar adelante buenas prácticas, y en cuestiones simples como la compra de cestos para una correcta separación de residuos”, detalla la titular de AHT.

Tanto a nivel internacional como local “está creciendo la cantidad de viajeros que buscan opciones más sustentables en viaje y alojamiento.

“Hay una tarifa de adhesión al Programa que permite acceder a un diagnóstico y a una auditoría de certificación. Luego se hacen dos auditorías anuales de mantenimiento. Los establecimientos adheridos obtienen algunos beneficios como la participación en capacitaciones y en mesas de trabajo, además del otorgamiento de una Guía de Gestión Sustentable”.

En cuanto al retorno de la inversión, “las buenas prácticas incorporadas permiten reducir costos asociados al pago por servicios de agua y energía. Esto no implica necesariamente la instalación de grandes tecnologías de recuperación de agua o de utilización de energías renovables, sino que puede reducirse el consumo a partir de la comunicación al personal y a los huéspedes destinada a evitar el derroche de estos recursos.

Hoteles mas verdes: casos de éxito, de Misiones a Tierra del Fuego

Ubicado en plena selva misionera y a pocos kilómetros de las Cataratas, el Hotel Loi Suites Iguazú obtuvo en 2024 el sello Hotel más Verde nivel Oro. Algunas acciones puntuales para lograrlo fueron:

El Hotel Loi Suites Iguazú obtuvo en 2024 el sello Hotel más Verde nivel Oro.
  • Instalación de luminaria de bajo consumo y reductores de caudal en inodoros de doble descarga
  • Programa de mantenimiento preventivo de cañerías
  • Sistema de aprovechamiento del agua residual y del agua de lluvia; la capacitación de los colaboradores
  • Separación de residuos
  • Recolección del aceite vegetal usado para su entrega a empresas de reciclado
  • Compensación de la huella de carbono a través de la plantación de especies nativas y el apoyo a la cultura Mbyá Guaraní y otras comunidades originarias.

En el otro extremo del país, más precisamente en la ciudad de Ushuaia, Los Cauquenes Resort & Spa obtuvo la certificación Hotel más Verde nivel Plata. Algunas de sus prácticas de sustentabilidad consisten en el uso de sensores de movimiento y tarjetas magnéticas en las habitaciones para cortar el suministro energético cuando están vacías; cuidado del agua con lavado de toallas y ropa de cama a solicitud, y el reemplazo de botellas plásticas de agua por botellas reutilizables y dispensers de agua filtrada.

Los Cauquenes Resort & Spa obtuvo la certificación Hotel más Verde nivel Plata.

Además de la separación en origen de reciclables, el establecimiento gestiona los residuos orgánicos, produciendo compost para su propia huerta, con cuyos productos se abastece el restaurante.

“La sustentabilidad está integrada en nuestra gestión desde la fundación del hotel en 2005, pero para obtener la certificación, debimos implementar registros de cada acción y aplicar el método de mejora continua. Esto a su vez nos permitió verificar el ahorro en los consumos, y la valoración que dan nuestros huéspedes a estas acciones mediante encuestas”, resalta Santiago Mendizabal, gerente de operaciones del hotel.

En tanto, la cadena de hoteles Amerian, posee siete de sus 23 establecimientos certificados con el sello “Hotel más verde” en distintos niveles. Entre las acciones implementadas se cuentan “la separación de residuos, el uso de energías renovables, la eliminación o reemplazo del plástico y el fomento de la economía local comprando alimentos y productos de la zona”, enumera Romiza Zibelman, Gerenta de Operaciones de la cadena. “También incorporamos un sistema online de check in, y pantallas con mensajes para concientizar sobre el uso responsable del agua y la electricidad, evitando el uso de papel en nuestras operaciones”, detalla.

Por otra parte, el reemplazo de equipos de climatización por otros más eficientes permitió un ahorro de hasta el 30% en los costos energéticos. Uno de los mayores desafíos fue lograr una correcta separación de residuos, ya que en algunas locaciones, como la ciudad cordobesa de Villa María, no existía un sistema de recolección diferenciada. Ante esto, el hotel se asoció a un club de la zona para realizar una campaña de canjes de material reciclable por artículos deportivos. Con el tiempo se unieron más empresas y la propia comunidad exigió al gobierno local implementar la recolección diferenciada.

Hoy más que nunca, en un contexto de crisis económica, aumento de las tarifas energéticas y retracción del movimiento turístico, implementar medidas de eficiencia energética y un uso racional de los recursos se traduce en un ahorro de costos, además de ser un diferencial para atraer a turistas con mayor conciencia social y ambiental.

El siguiente paso: el alivio tributario para el comercio exterior

Fuente: Perfil – Muchos reclaman la apertura del comercio exterior. Sin embargo, se han simplificado enormemente las operaciones. ¿Entonces qué falta?

La cuestión ya no es la apertura comercial, porque los procesos se han simplificado y desburocratizado desde diciembre a esta parte de manera más que significativa. La Secretaría de Industria y Comercio ha llevado adelante una serie de cambios donde se eliminaron muchísimas trabas o procesos innecesarios. Obviamente, que todavía queda mucho por mejorar, pero «Roma no se construyó en un día».

¿Por qué aún se escuchan estos reclamos? Por dos motivos. El primero es el cepo. En el último tiempo se han aplicado paulatinamente diferentes flexibilizaciones, tanto para el pago de deuda flujo como para deuda stock. Desde la reducción de los plazos hasta acceso directo para las PYMES que poseían pasivos por un monto menor a USD 500.000 sin tener que recurrir al BOPREAL. Sin embargo, lo que muchas empresas siguen necesitando es el regreso del pago anticipado. ¿Por qué? Porque la mayoría de las operaciones deben pagarse a plazo, contado siempre del arribo de la mercadería al país. Salvo en el caso de que la importación sea realizada por una empresa PYME y que se trate de un bien de capital, en donde se permite un pago de hasta el 20% del valor FOB sin registro de ingreso aduanero. En este contexto, las operaciones o no se realizan o deben hacerse a través del mercado financiero impactando en el costo.

El segundo motivo es la presión tributaria en las importaciones que es enorme: derechos, tasas, IVA, IVA percepción, Anticipo Impuesto a las Ganancias, Ingresos Brutos y si corresponde Impuestos Internos. Y a eso se le sumo el Impuesto País. Todo esto hace que el valor de un producto se duplique muchas veces solo por la carga impositiva que recibe al llegar a la Argentina.

La reducción de aranceles es lo más difícil de conseguir dado que somos parte del bloque regional MERCOSUR. Pero la Resolución Nº5490/2024 que suspendió el cobro de IVA percepción y del Anticipo Impuesto a las Ganancias a los productos de la canasta básica por 120 días demostró que, en materia local, hay cuestiones que no son tan complejas. Esta medida, luego se hizo extensiva a un listado de productos importados por empresas Mi PYME.

Después de mucho tiempo, hemos visto la luz, que se materializó a través de una importante simplificación. Ahora hay que ir por el alivio tributario. No en derechos, pero si en impuestos, y más cuando se trate de productos que no tienen producción nacional. La reducción del Impuesto País es un buen primer paso, pero habrá que ir trabajando para que llegue a otros tributos.

Contacto

Lic. Yanina S. Lojo

Mg. en Dirección de Finanzas

www.consultoralojo.com

@mg.yaninaslojo

Innovación y tecnología al servicio de la industria aseguradora

Fuente: Ámbito – SANCOR SEGUROS se moderniza, junto al sector, con las últimas tendencias tecnológicas para ofrecer soluciones más innovadoras y adaptadas a las necesidades de los clientes.

Nunca la tecnología había desempeñado un papel tan importante en la cadena de valor del seguro como en la actualidad. Si bien la Inteligencia Artificial (IA) ha acaparado el protagonismo, no es la única innovación que está transformando al sector.

El contexto actual hizo que las aseguradoras debieran reestructurar sus estrategias y dar prioridad a aquellas inversiones que promueven el desarrollo tecnológico y digital. SANCOR SEGUROS, el grupo asegurador líder del mercado en Argentina, ha adoptado un enfoque innovador para llevar adelante el cambio en la industria. Estas iniciativas, alineadas con las últimas tendencias tecnológicas, destacan por su enfoque en inteligencia artificial, análisis de datos y seguros embebidos.

La Inteligencia Artificial Generativa (IAG) junto con la ciencia de datos (Inteligencia Artificial Predictiva o IAP) se utilizan cada vez más para predecir tendencias, demandas y optimizar las operaciones. La incorporación de tecnologías basadas en IA permite agilizar procesos, identificar patrones de comportamiento o detectar anomalías, entre otros muchos usos. SANCOR SEGUROS utiliza ciencia de datos para aplicar modelos predictivos que gestionan bajas, realizan ventas cruzadas y previenen fraudes y litigios. Esta capacidad de ofrecer una vista integral de los clientes y una segmentación avanzada permite a la compañía personalizar sus servicios de manera efectiva, adaptándose a las necesidades específicas de cada persona.

Además, utiliza tecnología para escuchar a sus clientes a gran escala y correlacionar con datos del negocio. Esto significa que recogen datos de usuarios, los analizan y los combinan con otras variables operativas para obtener una visión profunda y basada en datos de la experiencia del cliente y el rendimiento del negocio. De esta forma, pueden asegurar una mejora continua en su servicio.

Por otro lado, la apertura a las APIs (Application Programming Interfaces, por sus siglas en inglés) ha dado la posibilidad a las aseguradoras de generar ecosistemas digitales que son clave para la interoperabilidad con prestadores de servicios, mediadores y reguladores, generan nuevas fuentes de ingresos y dan mayor capacidad de reacción ante los cambios en el mercado.

A través de APIs de cotización, emisión y pagos, que ofrecen presupuestos en tiempo real, facilitan la generación de documentos y gestionan transacciones financieras, SANCOR SEGUROS permite la integración de servicios con otras plataformas, brindando una experiencia más fluida y accesible para los usuarios. Esta innovación da lugar a la creación de seguros dinámicos basados en el uso, ajustándose a las necesidades individuales y ofreciendo protección oportuna e integrada dentro de las actividades cotidianas.

Otra tendencia que se observa en el comportamiento de los usuarios a partir de la digitalización es la preferencia por realizar todas las transacciones desde una misma plataforma. Esto dio lugar a los seguros embebidos o integrados, que han ganado popularidad en los últimos años y continúan siendo tendencia en 2024.

Esta modalidad permite asociaciones entre empresas no aseguradoras. Los seguros se integran directamente en productos y servicios existentes, permitiendo a los consumidores acceder a coberturas específicas de manera sencilla y en el momento justo en que las necesitan. Tecnologías clave como la inteligencia artificial y el ‘Machine Learning’, junto con las API, son fundamentales para desarrollarlos.

Actualmente, están entrando en una fase de consolidación gracias a una fuerte inversión y a un gran número de proveedores. Gracias a las capacidades tecnológicas para identificar nuevas oportunidades de mercado y a la implementación de APIs avanzadas, SANCOR SEGUROS ha logrado integrar servicios de seguros en diversas plataformas.

«En SANCOR SEGUROS estamos comprometidos con la adopción de las últimas tecnologías para transformar la experiencia del cliente. Entendemos a la innovación y la creatividad como principales generadores de valor, integrando estas fuerzas para fortalecer nuestro compromiso con un futuro sostenible y más innovador”, aseguró Sebastián Marenzi, Gerente de Planeamiento y Tecnología de Información del Grupo SANCOR SEGUROS.

Mini RIGI: la propuesta que tiene el Gobierno sobre la mesa para las pymes

Fuente: Cronista – El Gobierno trabaja en un Régimen de Incentivo a las Grandes inversiones que esté orientado para pymes y que se sume a lo aprobado en la Ley Bases. Los sectores empresarios acercaron su propuesta que imita en algunos puntos al RIGI.

Aprobada la Ley Bases y su Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), el Gobierno abrió el juego para crear un régimen para Pymes. El proyecto que el Gobierno tiene sobre la mesa consta de 6 ejes de desarrollo, mientras que buscan llegar con el mayor consenso posible al recinto.

El monto mínimo de inversión incluido en el proyecto (u$s200 millones) oficiaba de barrera para el ingreso de empresas más chicas en los beneficios del RIGI. Otro de los puntos de tensión eran los beneficios del régimen, como la posibilidad de importar maquinaria e insumos sin las alícuotas vigentes, entre ellas, el impuesto PAIS. En el texto final se incluyó en ese beneficio a los proveedores de los proyectos. El último punto de tensión era la reglamentación del artículo sobre el desarrollo de proveedores locales.

El Gobierno abrió la convocatoria para avanzar en el armado de una Ley Pyme, mientras que los sectores industriales trabajaron en un mini RIGI. Desde el Ejecutivo buscan que se alcance una propuesta con el mayor consenso posible, tanto del sector privado como desde la provincias, que llegue al Congreso con los acuerdos básicos y se sume a los efectos de la Ley Bases. 

Lavigne y Pazo visitaron la UIA la semana pasada

Uno de los objetivos que persigue el oficialismo con su propuesta es el de ofrecer los beneficios del RIGI, pero sobre los incrementales, en especial sobre la creación de empleo.

La propuesta

Representantes de sectores industriales le hicieron llegar al Gobierno una propuesta de un mini RIGI que esté orientado a las inversiones de las pequeñas empresas con 6 pilares para revertir un escenario de contracción de la actividad.

El primer eje es la simplificación tributaria centrada en tres propuestas: la creación de una cuenta tributaria única para usar saldos a favor en el pago de otros impuestos, la exclusión de las MIPymes de los regímenes de percepción y retención de IVA y Ganancias y la posibilidad de poder usar a cuenta los impuestos a los débitos y créditos para otros tributos, incluidos IVA y seguridad social.

El segundo eje es el de incentivo a la producción industrial Pyme para lo que proponen la amortización acelerada de las inversión en dos años, doble amortización de inversiones 4.0 y de aquellas de eficiencia energética, transición energética o economía circular, devolución anticipada de IVA en las inversiones y deducción de intereses sobre el capital propio.

El tercer eje es el de actualización automática de los topes de las ventas anuales para la categoría y que la misma se haga de manera pública y transparente con diferencias según cada sector. La actualización sería al menos una vez por año, con la posibilidad de aumentar las renovaciones en caso de que la inflación anual supere el 50%.

El cuarto eje es el de internacionalización de las Pymes, para lo que proponen eliminar las retenciones para los bienes industriales y el aumento de los reintegros para pymes exportadoras para compensar los costos de ingresos brutos, tasas y otros impuestos. También piden un nuevo régimen de admisión temporaria para las empresas proveedoras de cadenas exportadoras y la creación de un programa de incentivo exportador que ofrezca asistencia técnica, promoción en ferias y la realización de misiones comerciales.

Por último, piden la creación de una ventanilla única de consulta para pymes exportadoras y el desarrollo de esquemas para financiar exportaciones, garantías de operaciones o pagos de mecanismos de forfaiting a través del BICE y el Banco Nación.

El quinto eje es el de financiamiento, en el que incluyeron los pedidos de ampliar los sistemas de garantías a través de una ley que sea obligatoria para la banca pública y que incluya las garantías a través de una Sociedad de Garantías Recíprocas y el Fondo de Garantías Argentino. Por otro lado, piden herramientas que permitan generar inversiones a mediano y largo plazo, a 5 o 10 años con período de gracia y amortización según el flujo de retorno de la inversión.

Para el sector financiero proponen que se promueva la compra de instrumentos de Pymes en el mercado de capitales a través incentivos fiscales a grandes empresas para que canalicen liquidez hacia las acciones, obligaciones negociables y fondos comunes de inversión de pequeñas empresas. Por último, piden aumentar a 10% el mínimo para fomentar la demanda de compradores institucionales.

Como sexto y último eje está el de incentivo a la creación de empresas y facilitación de trámites digitales, en el que incluyeron la creación de una ventanilla única que sea completamente digital y facilite la fiscalización, la inscripción automática ante las inspecciones generales de justicia provinciales y la posibilidad de llevar los libros en formato digital sin necesidad de tener un duplicado físico.

Startups locales que usan la Inteligencia Artificial para conseguir inversores

Fuente: Clarín – La Inteligencia Artificial, si bien lo promete, no ha solucionado alguno de los problemas irresueltos de la humanidad. Por ejemplo, ChatGPT aún trata de sortear tergiversaciones o plagios y de acercarse a premisas verdaderas. Lo propio ocurre con AlphaFold, que busca predecir la estructura de nuevas proteínas, de lo que se espera que discrimine eventuales fármacos para patologías por ahora incurables.

Hoy la premisa de la IA pasa por reducir costos. Un caso contundente es el desarrollo de software potenciado por Inteligencia Artificial Generativa que acaba de presentar NEORIS: dice que va a reducir los tiempos de trabajo en un 70% y aumentar la productividad hasta un 50%.

Varias startups locales transitan esa senda de usar la IA para reducir costos, y están cosechando inversiones. Una es GetGloby, que promete una reducción de costos de 60%, además del tiempo total de lo que realiza: la localización de campañas publicitarias en un centenar de idiomas, mediante la personalización de las traducciones según la marca de cada anunciante.Diego Antista y Juan Fusoni, cofundadores de GetGlobby.Diego Antista y Juan Fusoni, cofundadores de GetGlobby.

Diego Antista cofundó la startup en 2021 con su colega Juan Fusoni, ambos ex ejecutivos Google. Levantaron una inversión de capital de 1,3 millones de dólares por parte del fondo de inversión Newtopia e inversores privados. Tienen como clientes a agencias internacionales como Dentsu y Aleph, así como clientes directos como Gucci, LATAM Airlines, McCormick, Tenkai, Alexander McQueen, Pandora o Leonardo Hotels. El modelo de negocio es de un abono mensual, en lugar del costo por palabra que cobran las agencias tradicionales de traducción.

“Para capturar la esencia de la marca, permitimos que cada anunciante detalle el perfil de voz de su marca, su audiencia objetivo y restricciones de estilo. Nuestro motor utiliza ese contexto para garantizar la personalización de las traducciones”, dijo Antista.

Eugenio Scafati, Tom Piaggio, Nicolás Marcantonio y Simón Faillace Mullen también dejaron Google, para crear Autonoma, en septiembre del año pasado. Su propósito es automatizar las tareas de mantenimiento de software de sus clientes gracias a la IA. “Un 42% del tiempo de un desarrollador se va en trabajar en estas tareas, según un reporte de Stripe. No sólo el 42% de su salario se pierde en eso, sino que las empresas llegan el doble de lento al mercado”, aseguró Scafati.

Esas tareas no automatizadas se traducen para las empresas en gastos de cientos de miles de dólares, agregó Scafati. . “Para sacar características más rápidamente, entregan código de mala calidad, y después de un período hay más tiempo de reparaciones. Nuestra IA interpreta lenguaje natural para analizar el código en base a los criterios de calidad exigidos por el usuario. No sólo encuentra espacios de mejora o potenciales errores, sino que sugiere transformaciones para resolverlos”, explicó.

Hoy Autonoma cuenta con la chilena Entel Digital como cliente principal. En febrero recaudó 125.000 dólares en su primera ronda, de la que participaron el fondo Embarca y la aceleradora del Centro Polaco para la Innovación y el Emprendimiento de la Universidad de Chicago, junto con una serie de inversores ángeles.

Educación a distancia

La edtech tucumana Not Nini utiliza Chat GPT para automatizar el proceso de creación de contenido educativo de su propia plataforma, y ahorrar recursos. “Cada alumno realiza lecciones de código y tiene que resolver desafíos. Una vez que comenzamos a utilizarlo, pasamos de desarrollar 40 desafíos a la semana a 40 por día”, describió el ingeniero en Sistemas Marco Canevaro. Cofundó la iniciativa en noviembre de 2022, junto con sus colegas Iván Taddei y Matías Rojas.

De esta manera, la IA está íntimamente relacionada con el modelo de negocios de esta startup. Así lo explica: “Hoy en día, el 90% de los colegios secundarios no enseña programación, debido a los altos costos. Nosotros ofrecemos un formato Software como Servicio que le permite al profesor de informática tradicional enseñar y al mismo tiempo aprender programación de forma gamificada. Nuestros principales clientes son los colegios secundarios, aunque también vendemos por suscripción”.El equipo de trabajo de Not Nini, con sede en Tucumán.El equipo de trabajo de Not Nini, con sede en Tucumán.

Con 60.000 usuarios, en su mayoría adolescentes, que aprenden y practican en la plataforma, sus fundadores fueron seleccionados para atravesar el programa Start-Up Chile. “Ahora, nos encontramos cerrando nuestra ronda presemillla con distintos inversores ángeles y el fondo Explorer Latam”, agregó Canevaro.

Alumbrada en mayo de 2022 -dos años después de que sus fundadores vendieran una empresa anterior, Lagash, a MercadoLibre- Qurable es una plataforma que propone a las marcas crear y gestionar programas de fidelización distribuidos mediante el uso de IA y de Blockchain.

“La IA automatiza tareas como la segmentación de clientes, el canje de recompensas y la detección de fraudes. Además, ayuda a predecir la deserción e identificar riesgos. De esta manera, duplicamos la tasa de redención (proporción de usuarios que realmente utiliza una recompensa), lo que favorece la percepción de valor del cliente”, aseguró Federico García, cofundador de la startup, junto con Javier Argüello, Sergio Borromei y Rodolfo Finochietti.Federico García, cofundador de QurableFederico García, cofundador de Qurable

“Por ejemplo, estamos trabajando con la línea aérea Sky para predecir qué clientes tienen más probabilidades de requerir equipaje extra, quiénes están dispuestos a pagar por ello o quiénes se merecen que se convierta en un premio por su fidelidad. También estamos implementando la capacidad de hacer un ‘ofertón’ basado en qué descuento puede ofrecer, cuándo conviene hacerlo, qué cantidad mínima de compra se necesita y a quién se debe dirigir, todas métricas que predice nuestro motor”, agregó García, CEO de la compañía que cuenta con trece empleados.

De acuerdo con sus palabras, a inicios de 2024, la firma logró el punto de equilibrio. “Buscamos generar ingresos recurrentes por más de 2 millones de dólares, creciendo más de cinco veces en la comparación interanual, y nuestro objetivo es mantener esa tasa en los próximos años”, puntualizó. En adición, no obstante que ya había logrado una inversión de 1.500.000 dólares de los fondos Newtopia y Latitud, acaba de cerrar un nuevo desembolso de 900.000 dólares.

Queda en evidencia, entonces, que ahí está, casi a la vista de todos. Pero lo propio ocurre con las dudas. ¿Podrá circunscribirse la maravilla de la IA a un instrumento que utilicemos para conseguir un dominio cada vez mayor acerca de todo? ¿Comprobará, de esta manera, la hipótesis de la Organización Internacional del Trabajo, cuando aseguró que, lejos de condenar a la humanidad al desempleo, estos fenómenos demandarían de varias generaciones de conocimientos para extinguir la reserva de labores que dejarían abierta?

¿O la inteligencia artificial terminará barriendo con cualquier frontera y no sólo ofrecerá la posibilidad de reemplazar la gran mayoría de las tareas que se puede medir por su eficiencia, precisión y costo, sino también las creativas, como afirmó Diego Fernández Slezak, cofundador de la healthtech Entelai, director ejecutivo del Centro Interinstitucional de Ciencias de Datos de la UBA y uno de los mayores expertos argentinos en el tema, en una entrevista reciente? En cualquier caso, los interrogantes quedan planteados.