Cómo funciona Discoverit.Store, el marketplace de las pymes argentinas (ya hay 4.000 cordobesas)

Fuente: Info Negocios (Por Rosana Guerra para RdF) – La plataforma de Discoverit.Store es un marketplace para comercios, donde se agrupan cientos de emprendedores y fabricantes con sus productos. Nació en 2022 y tiene sede en el barrio de Nuñez de la ciudad de Buenos Aires. Más de 46.000 pymes argentinas (de las cuales 4.000 son cordobesas), apostaron a este espacio virtual para conectarse con miles de comercios de cercanía de todas las localidades del país.

“Nuestra plataforma es un win win. A los vendedores, les damos la posibilidad de digitalizar sus productos, los ayudamos con la comercialización, con la logística e incluso con el feedback de sus productos”, explica Juan Degiovani, socio de Discoverit.Store junto a Juan Baldassarre. De esta manera pueden hacer foco en el desarrollo de sus productos, sin necesidad de invertir en pauta, en equipo comercial, de operaciones o de administración para gestionar los cobros. Además a los comercios se les brinda un ambiente seguro donde pueden comprar sin riesgos, donde van a encontrar variedad, calidad y precios para sumar productos nuevos.

En este espacio virtual cuentan con un equipo comercial que los ayuda a encontrar productos alineados con sus comercios, los mantienen informados de las novedades, los descuentos y las ofertas. “Queremos darles productos que los ayuden a competir y darles un valor agregado como comercio”, destaca Juan.

Comprar en Discoverit.Store es muy simple. Hay que registrarse y crear una cuenta y ya se puede comenzar a comprar. Se arma un carrito y luego se genera la orden. Cabe señalar que no es necesario pagar hasta que la misma no se encuentre confirmada con el vendedor. Tienen múltiples formas de realizar el pago, incluso dando financiación.

Para dar de alta a un vendedor, se verifica que el mismo esté inscripto, y que cumpla con todas las normativas que contemple la actividad. “Por ejemplo, los productos sin Tacc tienen que estar validados por Anmat. Se los entrevista, se verifica su identidad, se indaga sobre el packaging de los productos y luego se les da el alta. También se realizan controles de precios de forma recurrente.

A los comercios por el otro lado, se les solicita información sobre cómo se realiza la reventa de los productos, ya sean tiendas físicas o virtuales. Toda la información se valida y luego se aprueba o rechaza dicha validación (en los casos que se detecte que no se están comprando productos para la reventa).

La plataforma cobra una comisión del 15% por las ventas generadas que abona el vendedor.  A diferencia de Mercado Libre y otros Marketplace que están dirigidos a consumidores finales. Discoverit.store es la única plataforma con un foco 100% en la venta a comercios.

“Para este año, nuestro desafío es consolidarnos en Argentina, llegar a los 150 mil millones de ventas mensuales. Seguir desarrollando a los emprendedores y fabricantes de gran potencial que tenemos a lo largo y ancho del país, y darles a los comercios la oportunidad de competir con nuevos productos que les permita ganar clientes y márgenes”, adelantó Juan.

Argentina tiene la mejor mostaza del mundo: una empresa de nuestro país recibió un premio en EE.UU.

Fuente: Los Andes – La compañía Arytza recibió el principal galardón en el concurso organizado por el Museo Nacional de la Mostaza, ubicado en EE.UU. La empresa cuenta con una planta en el barrio porteño de Villa Ortúzar y otra en Neuquén.

La empresa Arytza se consagró con el máximo reconocimiento como Gran Campeón Global 2024 en el certamen de la Mejor Mostaza del Mundo, que se celebra anualmente en los Estados Unidos y cuenta con jurados de diversas partes del planeta. El producto es producido en Buenos Aires, utilizando materia prima cultivada en Neuquén.

Esta mostaza, de la variedad tipo Dijon, es una de las presentaciones clásicas de este condimento elaborado por Arytza, una pequeña y mediana empresa argentina que superó en este concurso a reconocidas marcas internacionales como Maille y Pommery, dos renombradas marcas francesas a nivel mundial.

Fundada hace casi una década, con una planta de producción en Villa Ortúzar, esta empresa especializada en condimentos y especias ha exportado más de 200 toneladas de su amplia gama de productos y está expandiendo su presencia en países como Estados Unidos, Alemania, Japón y Corea del Sur.

La marca argentina se coronó como la mejor mostaza del mundo.
La marca argentina se coronó como la mejor mostaza del mundo.

La empresa espera aumentar su negocio de exportación tras recibir el galardón. El año pasado, Arytza alcanzó una facturación de US$1,9 millones, y más del 20% de sus ventas provienen del mercado exterior, que experimentó un crecimiento del 40% en 2023.

“Muchas veces, la gente piensa que todo lo de afuera es mejor, desde el aceite de oliva, el vino o en este caso la mostaza. Y con el tiempo hay mucha producción local de alimentos de diferente clase y demuestra que desde la Argentina se pueden hacer excelentes productos”, dijo Mariano Carballo, uno de los socios de la empresa, en una entrevista a La Nación.

Carballo es cocinero de profesión, es el especialista en productos y se encarga de las recetas de la compañía, que cuenta hoy con alrededor de 30 empleados.

Es la primera vez que una empresa argentina es galardonada en el prestigioso certamen organizado anualmente por el National Mustard Museum, ubicado en Wisconsin, Estados Unidos. Este establecimiento ofrece y comercializa más de 6000 variedades de mostaza de todo el mundo y cada año organiza un concurso abierto con diversas categorías de este condimento. Un jurado evalúa y selecciona a los mejores productos en sesiones de cata a ciegas.

Arytza se destacó en la categoría Dijon, una de las más reconocidas a nivel mundial, y posteriormente obtuvo el premio principal en la fase en la que compitieron los ganadores de cada segmento.

Cuál es la mostaza de Dijon

Originaria de Dijon, una región en la Borgoña francesa, la mostaza se caracteriza por su alto grado de pungencia, que provoca un particular picor en la nariz, y se elabora exclusivamente con granos marrones. “El proceso de producción consta de seis etapas, desde la molienda y la hidratación de los granos hasta su maduración durante 72 horas, cuando alcanza su máxima pungencia”, explica Carballo.

Según el chef, las versiones Dijon y ‘Antigua’ (elaborada con granos enteros de mostaza) son las más populares entre las siete variedades de mostaza que ofrece.

Ingeniería industrial: cómo trabaja la pyme que ya le puso “fierros” a Grido, Pritty y Tecme

Fuente: Punto A Punto – Se trata de Depro Ingeniería y Arquitectura que desarrolla soluciones especializadas en construcción industrial. Llevan más de 140 proyectos ejecutados y se preparan para lanzar un nuevo producto tecnológico para empresas.

Depro Ingeniería y Arquitectura es la empresa cordobesa que apunta a ser un aliado para el crecimiento de las Pymes a través de la gestión y análisis de proyectos especializados en diseño y construcción de plantas industriales, logísticas y administrativas, es decir, en brindar servicios de ingeniería y arquitectura a empresas de diversos sectores.

Nació de la mano de Gustavo Radyk y Gonzalo Aguirregomezcorta hace 21 años -post crisis del 2001- y ya llevan más de 140 proyectos realizados, entre los que se destacan importantes clientes como Tecme (Planta producción – Oficinas administrativas), Pritty (planta en Córdoba), Helacor (cámara de congelados), Apex (remodelación de oficinas), Sendbox (planta logística), Calisa (depósito de congelados), entre otros.

DCIM100MEDIADJI_0370.JPG

Entre las soluciones que elabora Depro Ingeniería y Arquitectura, se destaca el desarrollo de un masterplan para relevar los problemas y necesidades de las empresas y, a partir de ahí, elaborar un plan de cambios y crecimiento.

“Analizamos el negocio de cada empresa y vemos si los cambios que necesitan son realizables. Elaboramos un plan detallando todos los pasos a seguir y proyectamos el rendimiento a futuro que tendrían tales modificaciones. Antes de empezar a ejecutar las soluciones el cliente ya sabe todo el espectro del negocio y vio si el retorno de inversión que va a realizar es viable para lo que va a hacer”, explica Gustavo Radyk, socio fundador de la firma, y agrega: “somos una herramienta que ayuda a las pymes para analizar cambios y ser más rentables”.

DCIM100MEDIADJI_0055.JPG

Enfocados en la digitalización, están lanzando una nueva solución para empresas. Se trata de “gemelos digitales” que reproducen de forma precisa lo que vemos en el mundo físico pero en el ámbito virtual, como plantas industriales, fábricas, edificios, entre otras. En simples palabras… ves toda tu empresa en la computadora. Estas réplicas virtuales permiten analizar procesos reales, experimentar con objetos físicos que ya existen y crear escenarios hipotéticos para predecir comportamientos.

“Nuestro objetivo es colaborar con proyectos de infraestructura, edificación (cubierta y descubierta) e instalaciones. Apuntamos a que el negocio funcione, le damos soporte con servicios de arquitectura e ingeniería”, comenta Radyk.

Actualmente tienen clientes en Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos y recientemente concretaron un proyecto con Constellation Brands, firma que produce, envasa y distribuye la cerveza Corona del mercado mexicano para Estados Unidos. “Nos contrataron para supervisar la instalación de un almacén automático con tecnología similar a que aplicó Grido”, explica.

El año pasado, Depro cerró 35 contratos con empresas para desarrollar un masterplan y proyectos ejecutivos. Este año la expectativa es mantener esa cifra y crecer un 10%.

Estos argentinos crean una inteligencia artificial que transforma la toma de decisiones

Fuente: IProfesional – Ofrecen una herramienta impulsada por inteligencia artificial que cambia la forma en que las organizaciones acceden, analizan y utilizan sus datos.

La toma de decisiones basada en datos es fundamental para el éxito. Sin embargo, el gran desafío al que se enfrentan las organizaciones es estructurar esos datos, curarlos y transformarlos en información accionable.

Teramot, una compañía inicial («startup») argentina, apunta a resolver ese desafío con una herramienta impulsada por inteligencia artificial (IA) que cambia la forma en que las organizaciones acceden, analizan y utilizan sus datos con el objetivo de generar perspectivas («insights») de negocio.

El equipo de esta compañía cuenta con 25 años de experiencia en inteligencia artificial y está encabezado por Bruno Ruyu, director general ejecutivo de Teramot, quien cuenta con un posgrado de negocios en la Universidad estadounidense de Stanford; Lucas Uzal, cofundador y CAIO (sigla por Chief Artificial Intelligence Officer); y Leonardo Ruspini, director de tecnología (CTO, sigla en inglés) y también cofundador de Teramot.

Estos tres expertos en tecnología comenzaron su recorrido mientras estudiaban juntos en el Instituto Balseiro, una de las mecas tecnológicas argentinas ubicada en la ciudad rionegrina de San Carlos de Bariloche.

Aunque por muchos años realizaron su carrera por separado, su pasión por los datos los reunió para darle vida a Teramot. Ruyu y Uzal comprobaron la viabilidad de que este proyecto luego de trabajar para YPF y crear productos que generaran herramientas a través de la inteligencia artificial. En la siguiente entrevista de iProfesional, Ruyu explica las características y las perspectivas de Teramot:

-¿En qué se diferencia Teramot de otras herramientas de IA?

-La IA existe hace mucho tiempo y la usamos desde hace años casi sin darnos cuenta. Por ejemplo, las recomendaciones de Netflix se generan con algoritmos de IA. O mucho más simple, el modo Retrato de la cámara de los celulares también lo hace.

Captura de pantalla del sitio web de Teramot.

Captura de pantalla del sitio web de Teramot.

En el último tiempo apareció ChatGPT que es una IA de lenguaje natural, y puso al tema sobre la mesa. Sin embargo, todas estas son herramientas para el uso del consumidor final, donde no hace falta saber mucho para empezar a usarlas. Casi cualquiera de nosotros aprovecha el valor de estas tecnologías inmediatamente.

Sin embargo, el uso de IA en las empresas -hasta ahora- requería tener un equipo especializado de profesionales para poder implementar soluciones de IA, los llamados ingenieros y científicos de datos.

Lo que diferencia a Teramot, es que construimos una herramienta que permite a las empresas usar IA sin un equipo especializado. Cualquier empresa puede empezar a usarlo, y es tan fácil como por ejemplo usar Zoom para una videollamada.

-¿Qué tecnologías aplica Teramot para organizar grandes volúmenes de datos de forma autónoma y responder a las consultas de los usuarios?

-Teramot está basado en un desarrollo tecnológico que inventamos y nos llevó casi dos años desarrollarlo. El año pasado presentamos la patente en los Estados Unidos, porque realmente creamos algo diferente y único.

Para entender cómo funciona, hay que imaginarse como un gran equipo de distintas inteligencias artificiales, como muchos ChatGPT por ejemplo, donde cada uno tiene una tarea concreta y distintiva.

En un dado momento puede haber cerca de 30 o 35 de estas IA trabajando al mismo tiempo y en perfecta coordinación para lograr el objetivo de interpretar la información que la empresa tiene en sus sistemas, limpiarla, procesarla, realizar cálculos complejos y finalmente dar recomendaciones sobre decisiones de negocio. Por ejemplo, identificar cuáles clientes tienen mayor riesgo de darse de baja de un servicio y sugerir una estrategia de retención.

Estos argentinos crean una inteligencia artificial que transforma la toma de decisiones

-¿Cómo se integra a plataformas de mensajería instantánea y colaborativas como Whatsapp, Slack o Teams?

-Cuando trabajaba como gerente de control de YPF, era el responsable de la gestión de toda la información de la empresa. Mi equipo de trabajo generaba 90 reportes mensuales, pero siempre, había algo que los directivos querían saber que no estaban en esos reportes, y terminaban mandándome un WhatsApp para que les responda inmediatamente.

Esa misma idea la llevamos a Teramot, porque entendemos que es mucho más fácil y cómodo pedir algo que ir a buscarlo. Entonces hicimos que Teramot pueda responder por donde las personas de las empresas están acostumbradas a hacerlo. En América latina, WhatsApp es lo más elegido, pero también Microsoft Teams y Slack se usan mucho.

Sin embargo, es importante destacar que el chat es solo la última parte de Teramot. Hoy en día es muy fácil hacer un chat inteligente para hacerles consultas sobre un archivo tipo Excel. El verdadero valor de Teramot está en su capacidad de alimentarse con todos los datos de los sistemas de la empresa, sin necesidad de un equipo haciéndolo.

-¿Qué ventajas tiene Teramot frente a sus competidores?

-Hoy se pueden encontrar varias alternativas que se promocionan como un «ChatGPT entrenado sobre la información de tu empresa». Pero cuando se quieren implementar, requieren un trabajo de ingeniería de datos que puede llevar meses y que sin dudas representa un costo muy elevado.

Lo que hace Teramot, que hasta ahora ninguna otra empresa tecnológica ha logrado, es que todo ese proceso de organización de la información suceda en forma automática y en minutos. Y esa es la verdadera barrera que bloquea a la mayoría de las empresas para implementar IA, lo costoso, lento y trabajoso que es recorrer un proceso de ingeniería de datos. Teramot les brinda una experiencia sin precedentes y que permite que una empresa empiece a operar como una nativa digital en menos de un día.

-¿Cómo afrontan el desafío de la interoperabilidad de los datos, y los datos no estructurados que tienen las organizaciones?

-Esto tiene que ver con (…) la dificultad en la ingeniería de datos. Muchos piensan que el problema está en acceder o extraer la información de los sistemas. En realidad eso es un proceso estándar que se realiza con tecnología super establecida.

De izquierda a derecha: Bruno Ruyu y Lucas Uzal.

De izquierda a derecha: Bruno Ruyu y Lucas Uzal.

La verdadera dificultad tiene que ver con una sutileza: para que la información sirva para tomar una decisión, hay que ordenarla de una manera puntual. No hay una manera universal de organizarla, y ahí, en esa interacción entre el usuario de negocio y los equipos tecnológicos es donde se dan los cortocircuitos.

Te doy un ejemplo de esto. Imaginemos un banco tratando de analizar las transacciones que hacen sus clientes. Si el usuario que quiere hacer una análisis es del equipo comercial, le va a interesar ver el detalle de todas las transacciones, entendiendo por ejemplo qué tipo de cosas compras, que monto tiene cada operación, quiere ver detalles.

Ahora si el usuario es del equipo de antilavado de activos, va a querer ver los montos de transferencias totales que una persona recibe y envía. La información para este análisis requiere organizarse de una forma muy distinta que para el primero. Y ambas son correctas, solo que se usan para análisis distintos.

-¿Dónde se alojan los datos que procesa la plataforma de Teramot? ¿En el cliente, en servidores propios, en servidores de proveedores de nube?

-Teramot toma la información de los sistemas originales de las empresas, o de archivos si fuera necesario, y todo el proceso de ingeniería de datos sucede en los servidores de nuestro proveedor de nube. Esto es necesario para que el proceso de interacción con los agentes de IA sea eficiente y soporte grandes volúmenes de datos en forma escalable.

-¿Cómo buscan evitar los sesgos en el desarrollo de la implementación de IA en un cliente?

-Esto es algo que siempre nos consultan, cómo evitar sesgos y alucinaciones. La clave está en la especialización de la IA. ChatGPT alucina y responde con sesgos porque es una tecnología tremendamente amplia.

Está hecha para que la usen personas de todos los países, edades, trabajos, y puede hacer resúmenes científicos, escribir poemas o redactar mails. Para lograr esa amplitud, el precio a pagar son las alucinaciones y sesgos.

Estos argentinos crean una inteligencia artificial que transforma la toma de decisiones

En cambio, como Teramot dentro de una organización tiene un objetivo mucho más concreto y acotado, es posible evitar esos problemas, puesto que su misión es ayudar en las decisiones de la empresa, basándose en sus datos y nada más.

-¿Cómo garantizan la seguridad de los datos de una empresa cliente?

-Entendemos que garantizar la seguridad de los datos de nuestros clientes es la prioridad número uno, y es por eso por lo que desde el momento que empezamos a construir Teramot, nos basamos en las mejores y más estrictas prácticas de seguridad de la información. Estamos en proceso de certificar ISO 27001 que es la norma que da certeza de nuestros procesos en dicha disciplina.

Algo que a veces nos consultan, es si acaso por estar en la nube no hay mayores riesgos. Y ahí yo siempre respondo, que si ellos son capaces de proteger mejor su información que Google, Microsoft o Amazon, entonces deberían cambiar de negocio y venderles esa tecnología a ellos. No hay lugar más seguro para tener la información que en esas nubes.

-¿Qué condiciones y requisitos tecnológicos y culturales debe tener una empresa que quiera aplicar la plataforma de IA de Teramot?

-Creo que diste en la clave con la pregunta sobre la cultura. La tecnología no impone ningún requisito. Podemos manejar prácticamente cualquier tipo de bases de datos, e incluso tomar los datos de planillas de cálculo. Obviamente, la información necesita estar digitalizada, eso sí.

Respecto a la cultura, lo único que se necesita es la voluntad de tomar mejores decisiones, decisiones basadas en evidencias. Hay empresas que prefieren tomar decisiones basadas en percepciones, instinto y no quieren ver sus datos. Para ellos Teramot no va a ser de utilidad.

Algo de lo que estamos orgullosos en Teramot es que ahora estamos dando realmente la posibilidad de elegir a las empresas y a sectores dentro de empresas sobre cómo gestionar. Hasta ahora era fácil asumir que los tomadores de decisiones «no eran inteligentes» al no usar su información, pero lo cierto es que había barreras que lo impedían. Teramot elimina esas barreras, y ahora sí es una decisión. Quien quiera gestionar como una empresa nativa digital, ahora puede. 

Parte del equipo de Teramot basado en Rosario.

Parte del equipo de Teramot basado en Rosario.

-¿Cómo fue el proceso por el cual volvieron a reunirse luego de su etapa de estudiantes en el Instituto Balseiro en San Carlos de Bariloche?

-La última vez que nos vimos en Bariloche fue en el año 2006. Ahí cada uno siguió su camino. Lucas y Leo se fueron a hacer sus doctorados a Rosario y Noruega respectivamente. Y yo me fui a Buenos Aires a trabajar en Techint.

Luego de pasar por YPF, decidí volver a Rosario (de donde yo soy originalmente) para poder seguir mi deseo de liderar las iniciativas de inteligencia artificial y datos en una aseguradora. Ahí en Rosario, a fines de 2018, busqué a Lucas para tomar un café y ofrecerle que se sume al equipo que yo estaba armando.

El éxito fue a medias, porque esto motivó a Lucas a dejar su puesto de investigador de Conicet para lanzarse al mundo corporativo, pero no logré que venga conmigo. Por suerte, un año después lo convencí y ahí en 2019 empezamos a trabajar juntos.

Tres años después, cuando ya veíamos que la revolución de inteligencia artificial era inminente, decimos dejar ese trabajo y ahí empezamos la idea que derivó en Teramot. Afortunadamente, durante todo ese tiempo, nos manteníamos en contacto con todo el grupo de amigos del Balseiro por WhatsApp, y cuando comentamos que estábamos iniciando un proyecto juntos, Leo nos escribió por privado que quería sumarse. ¡Así que obviamente lo incorporamos!

-¿Cómo es hoy la operación de Teramot?

-Hoy somos 11 personas en Teramot. Y trabajamos con un esquema híbrido, el equipo que investiga y construye la tecnología de inteligencia artificial está físicamente en una oficina en Rosario, con Lucas y yo. Mientras que el resto del equipo es remoto, empezando por Leo que está en Noruega.

El producto lo lanzamos como MVP en noviembre, y hoy seis meses después tenemos 12 clientes, que fuimos incorporando en forma controlada. Porque en esta primera instancia buscamos obtener feedback de ellos para mejorar el producto y entender el valor que les generamos.

Bruno Ruyu

Bruno Ruyu

Estos clientes están mayoritariamente en la Argentina, que entendemos es un gran lugar para empezar el proceso exploratorio y de crecimiento. Aunque también tenemos un cliente en Brasil y otro en Paraguay. Actualmente estamos conversando con algunas empresas en México y Colombia que se mostraron interesadas.

-¿Cuáles son los planes y metas para lo que resta del 2024?

-Como hito más relevante para 2024 va a ser justamente el inicio de la estrategia de crecimiento. Para julio tenemos previsto abrir nuestra oficina en Silicon Valley y desde ahí iniciar la adquisición de clientes en USA.

Los más grandes avances en el mundo de la IA vienen de ahí, y siendo un participante activo de ese ecosistema desde que hice mis estudios en Stanford, tenemos mucha confianza y validación de que el producto de Teramot tiene el potencial de lograr imponerse en el mercado estadounidense.

A veces uno estando en la Argentina siente que todo lo que se hace allá es mejor, y que es imposible competir. Pero cuando uno puede verlo desde adentro, logra mucha mayor confianza de lo que hace.

El talento que tenemos en la Argentina es fenomenal, y además estamos acostumbrados a trabajar con un nivel de incertidumbre estructural gigante. Esto es un fit cultural perfecto para las startups de tecnología profunda.

Así es el emprendimiento de moda circular que creó la hija de Julián Weich

Fuente: IProfesional – Iara Weich y Julieta Alalu, las fundadoras de Bunker, le dan una segunda oportunidad a la ropa y al planeta comprando y vendiendo ropa usada.

Las decisiones de compra de los consumidores, especialmente de las generaciones más jóvenes, se caracterizan cada vez más por un fuerte compromiso con la sostenibilidad y, frente al concepto de moda rápida y de consumo desmedido, el movimiento de la moda circular va ganando terreno. En este contexto, aún incipiente en Argentina, se encuentran Iara Weich – la hija de Julián- y Julieta Alalu, liderando Bunker Buenos Aires, un emprendimeinto de compra y venta de ropa de segunda mano en barrio de Palermo que próximamente estará inaugurando sucursal en Barcelona.

La moda circular no se perfila como una tendencia pasajera, sino un cambio en la forma en que concebimos la moda y su impacto en el medio ambiente. Se trata de un movimiento global que busca fomentar la reutilización, prolongando así el ciclo de vida de las prendas. En lugar de descartar la ropa después de poco uso, la moda circular promueve la compra y venta de prendas de segunda mano, así como la reparación y el reciclaje de textiles.

Los orígenes de Bunker se remontan al año 2016, cuando Alalu, recibió de su tía una valija llena de ropa en perfecto estado. Decidió organizar en su casa una feria para venderlas y no le quedó nada.

Frente al éxito de aquella primera venta, Alalu, que de profesión es publicista, empezó a realizar una investigación de mercado y donde iba realizaba un cuestionario para comprobar si la gente se animaría a comprar o vender ropa usada y, en todo caso, de qué tipo. Los resultados eran favorables para el medioambiente y la rueda Bunker empezó a girar.

Una profunda conciencia sobre los desafíos ambientales que enfrenta el planeta motivó a Weich a asociarse con su amiga para sumarse a Bunker y juntas elevar el negocio de compra y venta de prendas de segunda mano. Arrancaron poniendo un showroom en Colegiales y luego llegó el local de tres pisos palermitano.

«Cuando empezamos, hace 8 años, para algunos era impensado consumir ropa de segunda mano y hasta estaba mal visto. Hoy esto cambió, ahora el que elige sumarse a la moda circular no lo hace solamente por una cuestión económica, sino también por una elección de vida, por la búsqueda de nuevos hábitos de consumo para cuidar al planeta y sus recursos así como también el deseo de tener algo distinto y original», señaló Weich, la hija mayor de Julián Weich, el reconocido actor y conductor de televisión.

Bunker no es la primera experiencia de Weich ligada a la sustentabilidad y el impacto social. Antes, trabajó en Conciencia, una marca de alimentos creada por su padre y que dona el 50% de los dividendos a TECHO, a la Fundación Huésped, Ruta 40 y la Cooperadora del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

«Una frase que aprendí trabajando en Conciencia que me gusta mucho, que no es propia, es que no se trata de ser la mejor empresa del mundo, sino de ser la mejor empresa para el mundo», señala.

Este año, adelanta, Weich, estarán abriendo una sucursal de Bunker en Barcelona (España) con una amiga más que se estaría sumando a la sociedad y que vive allí. «En Europa el second hand está más instalado que acá, pero nosotras entendemos que tenemos una propuesta de valor distinta que allí no se ofrece y es la cuidada elección de la ropa»

El diferencial de Bunker es el trabajo de curaduría que hacen con cada prenda para que, aunque usadas, se sientan como nuevas

El diferencial de Bunker es el trabajo de curaduría que hacen con cada prenda para que, aunque usadas, se sientan como nuevas

¿Cómo funciona Búnker Buenos Aires?

Antes de llegar a los percheros de Bunker, las prendas que compran atraviesan un exhaustivo proceso de control. Cada una es cuidadosamente seleccionada en función de su calidad y estado; en su mayoría de primeras marcas.

«El trabajo de curaduría es muestro principal diferencial. Somos muy exigentes a la hora de elegir las prendas porque nuestro objetivo es que sientas que las prendas están como nuevas, aunque sepas que son usadas. Por eso no aceptamos ropa con agujeros, roturas, manchas, decoloradas, con malos olores, ni con las famosas bolitas que se le hace la ropa», detalla Weich. Las prendas -agrega la emprendedora- son tanto para mujeres como para hombres para todos los estilos y todas las edades.

«La ropa de Argentina, no puedo entender por qué, es de la más cara del mundo y en contraste, creo que Bunker entonces está haciendo la diferencia porque al vender tu ropa recibís una ayuda económica y, otro lado, te da la posibilidad de acceder a ropa de marca que para muchos es inaccesible y a un precio hasta un 50% menor y quizás más en prendas como tapados, camperas y zapatillas, explica.

Con el objetivo de llegar a más personas y a todo el país, Bunker, además, tiene su propia tienda digital y para la zona AMBA, tienen servicio de delivery de modo que quien quiera vender su ropa no necesita acercarse al local, sino que con un auto, personal de la empresa pasa a cotizar y a retirarla.

Antes de llegar a los percheros de Bunker, las prendas que compran atraviesan unexhaustivo proceso de control.

Pero más allá de las ventajas económicas que Bunker ofrece tanto a compradores como a vendedores, Weich remarca el valor que tiene el emprendimiento de darle una segunda oportunidad de a las prendas, teniendo en cuenta que la industria de la moda es una de las más contaminantes del planeta: se estima, dice un informe de la ONU del 2019, que es la responsable del 10% de las emisiones globales de carbono, superando incluso a la industria del transporte marítimo y aéreo juntas.

Por eso, Bunker Buenos Aires es clave. Porque tanto el trabajo de Iara Weich y Alalu como el de otros defensores de la moda circular desafían las normas de la industria contaminante y ofrecen un camino hacia un futuro más consciente y sostenible.

Las claves para forjar una marca personal ganadora en 2024

Fuente: IProfesional – Porque una buena reputación online es el activo más valioso de los tiempos modernos y cómo es posible hacerlo. Primeros pasos para construir marca personal.

En un mundo cada vez más conectado donde la información fluye sin cesar a través de las redes sociales y la atención es escasa, la reputación digital se ha convertido en un activo invaluable tanto para individuos como para empresas para lograr sus objetivos profesionales y/o comerciales.

Los profesionales deben adaptarse y capitalizar las oportunidades que ofrece esta revolución para destacar en sus canales digitales y construir una buena reputación online. Tu nombre e imagen es algo que nadie puede quitarte y por eso deberías trabajar en construir una marca en torno al mismo.

Ahora, aunque parece fácil, requiere de un arduo trabajo y tener en claro varios pilares. A la hora de comenzar a crear contenido para tu marca personal, hace falta considerar lo siguiente.

Define cómo quieres posicionarte

Piensa cómo te gustaría ser reconocido. Por ejemplo: «Juan, el chico que habla sobre marketing digital» o «María la chica que habla sobre finanzas». Podés comenzar a crear contenido sobre aquello que te apasiona o te es fácil de comunicar.

Puesta a punto y optimización del perfil

Es importante tener un perfil magnético y profesional en todas las plataformas de redes sociales relevantes, para que quienes lleguen, quieran saber más. Usa la misma foto de perfil en todas las plataformas, y cuenta de manera breve cómo ayudas a otros.

Usa llamados a la acción que inviten a los usuarios a enviarte un mensaje, seguirte o hacer click en un link para saber más.

Construir una marca personal en todas las redes sociales relevantes

Construir una marca personal en todas las redes sociales relevantes

El formato vídeo como un amplificador de tu marca

El formato vertical se adapta perfectamente a la forma en que tu audiencia consume contenido en dispositivos móviles, ofreciendo una experiencia visual y fácil de consumir. Hoy en día el fenómeno de los videos verticales cortos, ha resultado en que cientos de miles de creadores de contenido logren viralizar sus creaciones.

Además, puedes compartir la misma pieza de contenido en distintas plataformas ya que en su mayoría permiten videos verticales. Puedes distribuirlo en TikTok, Instagram y YouTube Shorts con solo un click de distancia.

Genera un circuito de feedback constante

Deja que la audiencia te marque el camino. Aprende a entender las métricas y genera contenido basado en estadísticas. Replica lo que funciona y elimina lo que no. Pregúntale a tus seguidores que les gustaría ver y aprender de ti.

Hazte amigo de la IA

La inteligencia artificial ha vuelto menos compleja la producción de contenidos, apalancate de herramientas que te permitan producir en serie y mantener la constancia. Herramientas como Chat GPT, Opus Clip y Caption pueden ayudarte a crear clips virales en cuestión de segundos.

Siguiendo el informe de «We Are Social», el año ha estado repleto de significativos avances. El número de usuarios únicos de teléfonos móviles asciende a 5.65 billones, lo que significa que el 69,7% de la población mundial utiliza un teléfono móvil. Por lo tanto, no estar en las pantallas hoy, podría significar que cientos de miles de personas que quieren comprar tus productos y servicios, no te vean.

Informe digital global 2024 - We are social:

Informe digital global 2024 – We are social:

La Era Digital ha generado un contexto donde la creación de una marca personal es esencial y está al alcance de todos. Utilizar la presencia en línea de manera efectiva, gestionar la reputación digital, aprovechar al máximo las redes sociales y adaptarse a las dinámicas cambiantes son estrategias cruciales para sobresalir en un mundo cada vez más digitalizado.

Siguiendo el ejemplo de aquellos que han triunfado en esta nueva era, los profesionales tienen la oportunidad de establecer marcas personales sólidas y perdurables en el contexto de la revolución tecnológica.

*Juan Cruz Arocena. Licenciado en marketing, CEO de Marketing Ingenioso, una comunidad online con más de 700.000 seguidores activos en todo tipo de plataformas. 

Startups que salen al mundo desde el Litoral argentino

Fuente: Clarín – El último Informe de Coyuntura Regional dedicado a la Región Noreste (NEA) del IERAL de la Fundación Mediterránea indica que los precios de la mayoría de los productos y servicios de esta región son más caros que los de ciudades vecinas de Brasil y Paraguay. Una consecuencia es la caída interanual del comercio zonal (de 10,7% en Chaco y 29,8% en Formosa, medidas en términos reales), vinculadas al menor poder adquisitivo y la menor competitividad de precios frente a los países vecinos.

A esa situación coyuntural se añaden los obstáculos estructurales que el NEA plantea para los nuevos emprendimientos. De acuerdo con Micaela Bercheñi, cofundadora de la startup Biotoken, a medida que se avanza río arriba del Paraná, escasean las herramientas necesarias para este tipo de emprendimientos, como son las incubadoras de negocios, programas de capacitación y asesoramiento, la disponibilidad de capital de riesgo y la cultura de inversión.

“Incluso hay restricciones en materia de infraestructura digital y servicios tecnológicos avanzados”, añadió la emprendedora, motivo por el cual “contamos con parte del equipo en Buenos Aires”.

Joel Fernández Koloff es cofundador de Mushin.ar y coincide en que en la región los recursos financieros “son escasos” y eso los lleva a ir de a poco “cumpliendo pequeños objetivos, y sin desperdiciar fondos en cosas que podrían hacer que quebremos en el camino”.

En otro emprendimiento tecnológico, Calificadas, su cofundadora Constanza Gómez se jacta de haber armado casi todo el equipo con gente de Corrientes, su provincia. Pero dice que las dos socias se vieron obligadas a “buscar talento fuera de la región”, ya que en algunos casos no encontraron las personas “con la preparación necesaria para enfrentar los desafíos que requiere una startup”.

Aun así, la sola enumeración de los casos muestra una incipiente actividad de emprendimientos de base tecnológica en una de las zonas menos favorecidas del país para este tipo de actividad. Incluso ya cuentan con un fondo de inversión específico en la región.

Nueva turbina

Las recientes jornadas de Startup Chaco, un evento de vinculación realizado en Resistencia y Charata, dejaron la novedad del primer fondo de inversión en startups con sede en el Noreste, La Turbina Ventures.

El fondo fue organizado por Marcelo Nievas, ex gerente general de la Comisión Nacional de Valores (2014-2015). Participa del “Programa EBT Chaco”, del Instituto Chaqueño de Ciencia, Tecnología e Innovación y agrupa a inversores del norte del país, Paraguay y Brasil. Ya están financiando a seis emprendimientos de la región y ahora, de la mano de Incutex, la company builder cordobesa, apuntan a acelerar el proceso de búsqueda y selección de proyectos.Javier Bernal, gerente de Operaciones de La Turbina.Javier Bernal, gerente de Operaciones de La Turbina.

Javier Bernal, gerente de Operaciones del fondo de inversión, explicó que buscan financiar a startups en “etapa temprana” pero que ya cuenten con alguna validación del mercado, como por ejemplo haber concretado una ronda presemilla o un proceso de aceleración por parte de alguna incubadora. “La búsqueda se orienta a proyectos en los sectores que nos son más afines: fintech, edtech y agtech”, agregó Bernal.

¿Qué les piden a las startups? Que demuestren ingresos y una participación, aunque sea limitada, en el mercado. También, que hayan iniciado operaciones en otros países, o bien que presenten un plan consistente con el propósito de hacerlo.

“Los montos de inversión varían, pero buscamos normalmente tickets de hasta 50.000 dólares como máximo, aunque es común que vayamos sindicados con otros inversores”, agregó Bernal.

Según el directivo, el potencial de esta región está en sector de agtech, como se denomina a las soluciones tecnológicas desarrolladas para la agricultura y la agroindustria. Y la clave es un sólido sistema regional de universidades, tanto públicas como privadas.

“La usina de talento está conformada por la Universidad Nacional del Nordeste, la UTN Facultad Regional Resistencia, la Universidad del Chaco Austral y la Universidad de la Cuenca del Plata, además del impulso de algunos programas públicos”, señaló Bernal.

Tokens ambientales

Una de las startups conformadas dentro de la región es Biotoken, la cual ofrece una solución para transformar en tokens informáticos (piezas de código a las que las partes les asignan un valor, tal como ocurre en el mundo físico con el papel moneda) la absorción de carbono de once cultivos agrícolas.

“El circuito se inicia cuando el productor descarga nuestra aplicación, que está disponible de forma gratuita para Android y iOS, así como en versión web. Consta de dos pasos clave: el registro como persona física o jurídica y posteriormente el registro del cultivo. Una vez cargados los datos en nuestra plataforma, pasan por un proceso de verificación mediante un tercero, que trabaja en colaboración con agtech como Auravant y Xarvio, utilizando imágenes satelitales y diferentes índices para validar la información”, explicó Micaela Bercheñi, cofundadora de la iniciativa.

Agregó: “Una vez completado el ciclo del cultivo, el verificador emite la aprobación o rechazo de la solicitud. Si la aprueba, se asignan los tokens correspondientes a la absorción de carbono y se genera un NFT (token no fungible) que contiene toda la información certificada. Este proceso garantiza transparencia y trazabilidad, y ofrece a los usuarios una herramienta para la gestión sostenible de sus cultivos y la contribución a la mitigación del cambio climático”.

Biotoken combina la experiencia de Adolfo Bercheñi, un empresario de servicios ambientales y provisión de bioinsumos, quien se asoció con sus hijas Micaela y Sofía, las cuales aportaron la pata tecnológica.

“Al tener contacto con los productores agrícolas, nos dimos cuenta de que generan dos commodities, el alimento y el carbono absorbido por los cultivos, pero solo monetizan el alimento. La visión del cambio climático y la conservación ambiental en una región repleta de recursos, como los Esteros del Iberá, el Bañado La Estrella, El Impenetrable y las selvas de Misiones, también nos inspiró a desarrollar soluciones innovadoras y disruptivas, adaptadas a las necesidades específicas de nuestra comunidad. De este modo, empezamos a construir el proyecto”, explicó Micaela. Ahora están trabajando para obtener una certificación internacional, que les permitiría expandirse a otros países.

“El modelo de negocio es por comisión de un porcentaje de activos digitales, aunque no hay ningún costo de entrada ni de salida tanto para los usuarios que absorben y reducen el carbono de la atmósfera y generan tokens como para los que emiten dióxido de carbono y necesitan compensar, ya sea por regulación o ética ambiental. Planeamos facturar más de 50.000 dólares este año”, puntualizó la emprendedora.

En paralelo, la firma participó de programas como We Program de Endeavor y BCR Startup Network de la Bolsa de Comercio de Rosario, en busca de apoyo y fortalecimiento. “También estamos trabajando junto con el Centro de Investigaciones Agropecuarias INTA Castelar, la Universidad de San Pablo de Tucumán y la Dirección Provincial de Innovación Productiva del Ministerio de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, con el objetivo de sumar diez cultivos y cinco especies forestales a la oferta”.

Servicios financieros

Otro caso de desarrollo regional es Sembrala, a cargo del ingeniero agrónomo Juan Cruz Rivero Aspek, el tecnólogo Julio Acosta y el administrador Joaquín Filigoi, tres graduados de la Universidad Nacional del Nordeste.

El producto que ofrecen es una plataforma digital dirigida a acopiadores u operadores de granos para que puedan consultar sus tenencias, revisar documentos y contratos pendientes de firma, e incluso pedir liquidaciones y cobrarlas dentro de la aplicación, en una billetera digital en pesos.Juan Cruz Rivero Aspek, cofundador de Sembrala.Juan Cruz Rivero Aspek, cofundador de Sembrala.

“El productor y la empresa agropecuaria necesitan productos y atención financiera diferenciados, y hace mucho que no se sienten del todo cómodos con el sistema financiero”, indicó Rivero Aspek.

La propuesta de fondo consiste en tercerizar para el productor una actividad no específica. “El productor, que es quien entiende a su cliente, sigue trabajando como toda la vida con el acopio y puede delegar la parte tecnológica, que no es su competencia distintiva, en un socio como Sembrala. La información queda consolidada en un solo lugar para ambos, lo cual es más eficiente para el productor”, agregó el emprendedor.

En cuanto al modelo de negocio, Rivero Aspek dijo que se basa en comisiones por transacción tanto de las compras con la billetera, en primera instancia, como de otros servicios financieros que puedan ir sumando, como por ejemplo seguros, inversiones y créditos. “El acopio es nuestro aliado, porque tenemos un esquema de ingresos compartidos, que se convierte en una fuente extra y puede llegar a ser muy interesante”, señaló. Y anticipó que su objetivo de mediano plazo “es consolidar la red de acopios que brindan a sus usuarios una plataforma propia con tecnología de Sembrala y, en paralelo, hacer el mismo proceso en el sur de Brasil”.

Capacitación a distancia

Martín Mastandrea es CEO de la incubadora Emlatina. Su análisis sobre la realidad de los emprendedores del NEA indica que sectores como las energías alternativas y la bioeconomía son los de mayor potencial para la región, pero no descarta otros, gracias al avance vertiginoso de la tecnología y el trabajo remoto.

Uno de esos sectores, edtech, define la actividad de Calificadas, la startup creada el año pasado por Carolina Díaz y Constanza “Costi” Gómez —ambas comunicadoras especializadas en transformación digital de empresas, y madre e hija para más datos—, en la ciudad de Corrientes. Mientras la primera capacitó a más de 6.000 personas a lo largo de su trayectoria profesional, la segunda lideró equipos de marketing de más de medio centenar de integrantes.

“Calificadas brinda herramientas y técnicas de comunicación y oratoria a mujeres mediante productos digitales. Creamos plataformas que las ayudan a identificar y crear oportunidades de expresión y transmisión de sus ideas, saberes y experiencias”, indicó Gómez.Carolina Díaz y Constanza Gómez, cofundadoras de Calificadas.Carolina Díaz y Constanza Gómez, cofundadoras de Calificadas.

La startup tiene dos modelos de negocio. Por un lado, mediante el B2C, la solución está disponible para cualquier mujer que desee descargarla y entrenar desde su dispositivo móvil. Por otro, gracias al modelo B2B, apunta a empresas que emplean mujeres. “Nos centramos en las más de 2.000 empresas de América Latina adheridas a los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres de la ONU, ya que demuestran un fuerte alineamiento con nuestra solución y su búsqueda por el empoderamiento y la capacitación de las mujeres. Nuestra oferta se integra con su compromiso de promover la igualdad de género y brindar oportunidades de desarrollo a las mujeres en el entorno laboral”, precisó.

“Los potenciales clientes de la iniciativa son de los sectores de la moda, la salud, los servicios financieros y de seguros”, indicó Gómez.

Tokens en la construcción

Con el propósito de tokenizar el sector de la construcción, a su turno, los desarrolladores informáticos Joel Fernández Koloff y Marvin Quevedo y el ingeniero Antonio Enrique idearon una iniciativa que bautizaron Mushin.ar.

“Nacimos en noviembre del 2022, pero no como la idea actual. Buscábamos implementar blockchain en el uso cotidiano, con el objetivo de atacar una de las principales problemáticas, la inflación, e impulsar la posibilidad de ahorrar con nuevos instrumentos de reserva de valor”, contó Koloff.

“Nuestra búsqueda nos llevó a encontrar,en la construcción, un sector que no está siendo explotada en su totalidad, apuntando en primer lugar al ahorrista y en segundo a las empresas que quieren ofrecer servicios inmobiliarios. Mi analogía es que, mientras vivimos la digitalización del 2024, el sector de la construcción está en los 90”, explicó.Joel Fernández Koloff, cofundador de Mushin.Joel Fernández Koloff, cofundador de Mushin.

Ahora los emprendedores trabajan en completar la mejora de su producto. Apuntan a que comercios, corralones y proveedores de materiales para la construcción comiencen a comercializar los productos de manera digital, mediante certificaciones en blockchain. Un segundo producto se dirige a empresas que buscan financiar proyectos de construcción.

“Independientemente de si llegamos a una ronda de inversión, podríamos ser autosustentables gracias a este producto”, agregó el emprendedor.

Oportunidad para emprendedores: cuánto cuesta alquilar una oficina en una torre de lujo

Fuente: iProfesional – El micro y macrocentro porteño ofrece oportunidades para las empresas que buscan espacios modernos, funcionales y estratégicamente ubicados

Las estadísticas del mercado de oficinas en la ciudad de Buenos Aires son alentadoras y los especialistas coinciden en que lo más buscado son los inmuebles que hacen que la experiencia del usuario sea lo más cómoda posible.

Son las zonas del micro y macrocentro de la Ciudad de Buenos Aires, las que históricamente presentan ventajas comparativas respecto de otras zonas por su accesibilidad, conectividad y servicios. Pero además de su valor histórico, ciertamente hay que sumarle la tendencia mundial pospandemia de las empresas que a la hora de elegir dónde operar, eligen lo que se conoce como las ciudades de los 15 minutos, es decir, donde sus habitantes puedan llegar al trabajo o acceder a todos los servicios esenciales, en menos de un cuarto de hora.

Durante los primeros tres meses de 2024, la tasa de vacancia del segmento premium experimentó un incremento de 1,1 puntos porcentuales, cerrando en 15,9 por ciento.

«Es importante destacar que este aumento no se debió a una disminución en la demanda de espacios de trabajo, sino al ingreso de nuevos proyectos al mercado. La absorción neta fue de 9.564 m², lo que demuestra un buen desempeño en la ocupación de espacios de calidad y sigue reflejando una tendencia positiva en la absorción de metros disponibles», explicó Rafal Valera, director de Brokerage de Cushman & Wakefield.

Pero volviendo a la City porteña, ¿cuánto cuesta alquilar una oficina en un lugar estratégico? ¿Es viable acceder hoy a una oficina premium? ¿Es propicio el momento para instalarse? ¿Qué costos fijos se deben tener en cuenta?

Para plantearlo en números concretos, iProfesional dialogó con Hugo Koifman, CEO de Branson Real Estate, la desarrolladora que en 2022 inauguró Lex Tower, una torre Clase AAA de 30 pisos ubicada a metros del Obelisco, uno de sus proyectos más ambiciosos.

Oficina en torre de lujo

Con vista abierta, las oficinas de la torre Lex Tower van de los 75 metros cuadrados a los 900 

Se trata de una obra de 50.000 metros cuadrados que tuvo un costo de producción de alrededor de 30.000.000 dólares.

Lex Tower se destaca sobre la Avenida Corrientes (Paraná) por su imponente frente vidriado y vistas 360. La localización, justo a la altura de la estación Uruguay del Subte B, resulta estratégica.

En la planta baja del edificio, destinado exclusivamente a oficinas, funciona  el rooftop Olympo Sky Bar, una confitería y la sala teatral Politeama de Juan José Campanella.

Además de las oficinas, que van de los 75 metros cuadrados a los 900, el edificio tiene sala de reuniones, un auditorio con capacidad para 40 personas, un gimnasio completo con vestuarios, servicio de conserjería, siete subsuelos para estacionamiento, ascensores de última generación y certificación LEED.

El alquiler mensual de una oficina en Lex Tower arranca de los u$s1.650 + IVA

«Por supuesto, el precio y las condiciones de contratación son negociables, ya que al ser relaciones de largo plazo se estila dar meses de gracia o que uno, como propietario, colabore con el armado de la oficina para que al cliente le sea sumamente atractiva la propuesta. El cliente busca amortizar la inversión y que los contratos sean de 3 años como mínimo», comentó.

«Teniendo en cuenta la masa salarial de las empresas y los servicios que brinda nuestro edificio, el alquiler es barato», reflexionó.

El edificio tiene auditorio para 40 personas

Además de sala de reuniones y gimnasio, el edificio tiene un auditorio con capacidad  para 40 personas y siete subsuelos de estacionamiento

Koifman precisó que en Lex Tower el alquiler mensual de una oficina de 75 metros cuadrados es de u$s1.650 + IVA; en tanto que una de medio piso ronda los u$S5.500 +IVA y u$s11.000 +IVA un piso completo. Vale la aclaración de que se trata de dólar de cambio oficial.

Para las operaciones, ya sea de alquiler o venta, el empresario aclaró que trabajan con inmobiliarias que suelen cobrar una comisión de alrededor del 5 por ciento.

En cuanto a las expensas mensuales, Koifman sostuvo que el precio de las expensas ronda los $1.700 por metro cuadrado.

Considerando los servicios que ofrece el edificio se mostró satisfecho respecto de la ocupación que están teniendo.

«Vendimos y alquilamos unidades a firmas reconocidas del rubro seguroempresas de servicios financieros, estudios de abogados y compañías de tecnología, entre otras. Cuando la ocupación sea total, estimamos que habrá entre 2.000 y 2.500 personas conviviendo en el edificio», precisó el CEO de Branson Real Estate.

Panorama futuro

Luego de varios períodos con pocas entregas de metros cuadrados, el sector inmobiliario corporativo se encuentra en una fase de culminación de proyectos, algunos de los cuales estaban en pausa desde antes de la pandemia. El inventario pasó de 1.693.926 m² a 1.731.196 m² debido a la entrega de 37.270 m², la mayoría de los cuales corresponden a un desarrollo ubicado en la zona de Libertador, en CABA, una de las más demandadas.

avenida corrientes desde Lex Tower

La zona de la tradicional avenida Corrientes continúa siendo la elegida por las empresas por sus accesos y servicios

Con 321.402 m² en construcción, varias obras están acelerando su ritmo ante los incrementos en los costos, que podrían seguir aumentando dada la situación económica del país.

Debido a la incertidumbre económica y política, los metros proyectados continúan siendo 290.765 m², a la espera de cómo responda el mercado a varios factores que podrían modificar la demanda de los nuevos espacios de trabajo.

Cuánto hay que invertir en una franquicia de hamburguesas gourmet y en qué plazos la recuperás

Fuente: iProfesional – Con un modelo de negocio basado en franquicias, la cadena ofrece una oportunidad de inversión sólida en un sector con alta demanda

Con 30 franquicias en operación, solo 4 locales propios y llegada internacional,la cadena de hamburguesas El Desembarco, espera abrir 10 sucursales más antes de diciembre y para los próximos 5 años pretende llegar a toda la Argentina y estar en al menos 5 países más, además de Estados Unidos y Uruguay, donde hoy están. Conquistaron el paladar local y más allá con una premisa clara: ofrecer un producto gourmet, 100% artesanal, del día, sin conservantes ni aditivos, y brindar una experiencia familiar.

A la hamburguesería El Desembarco la fundaron 4 amigos, Daniel Ogando, Lucas Viera, Fernando Rodríguez y Juan Martín Gauna. Los cuatro trabajan en Cablevisión, pero después de una década de trabajo en relación de dependencia, ya cansado, Gauna aprovechó un retiro voluntario que ofreció la empresa y en 2017 se fue decidido a emprender en el negocio de las hamburgueserías y sus amigos lo acompañaron en la aventura. 

Con la convicción de evitar los polos gastronómicos y los barrios de moda, apostaron por su barrio y abrieron un local en Castro Barros y Avenida Independencia, en Boedo. El negocio, recuerda Gauna, fue un éxito.

Sin embargo, reconoce que la falta de experiencia en el rubro los puso al límite: «No lográbamos mantener la estandarización en el producto, nos faltaba definir procesos y teníamos mucho cambio de personal. Sumado a esto, el cambio político de Argentina hizo que nos encontráramos al borde de la quiebra», rememora Gauna en conversación con iProfesional.

Pero era cuestión de tiempo, dedicación y trabajo; para el 2019, ya eran una de las hamburgueserías con más ventas y con clientes que llegaban de toda la ciudad. Ese mismo año, más estabilizados y profesionalizados, empezaron a abrir sucursales. Cuando llegaron a los 7 locales, inauguraron un centro de producción y distribución.

Con la estructura armada, las franquicias cayeron de maduro para los socios. Ya estaban listos para una expansión más grande. «Además, la gastronomía es brindar una experiencia para el cliente, y para que eso suceda es necesario que el dueño esté presente cuidando el local, algo que solo podíamos lograr mediante la franquicia. Esto favorece 100% la marca, ya que si cada dueño está detrás de su local, cuidándolo y ocupándose, mantiene los estándares del producto», explica Gauna.

Cuánto hay que invertir en una franquicia de hamburguesas gourmet y en qué plazos la recuperás

Actualmente, El Desembarco tiene 4 locales propios (2 en CABA; 1 en Montevideo, Uruguay; y una en Miami, Estados Unidos)y 30 franquicias (26 en Buenos Aires; 1 en Gualeguaychú, Entre Ríos y 3 entre Carrasco, Punta del Este y Andes en Uruguay).

La internacionalización de la marca arrancó en 2022 con el país vecino y el año pasado salieron a venderles hamburguesas a los grandes consumidores del mundo: los estadounidenses.

En mayo inaugurarán una franquicia en Miamiy, según adelanta Gauna a iProfesional, el plan es terminar el 2024 con 3 franquicias más en esa ciudad. «También estamos tratando de llegar a Perú Paraguay y, el plan es seguir expandiéndonos en Estados Unidos«, adelanta.

Para una franquicia de El Desembarco se necesitan u$s50.000

El plan de expansión nacional ahora está enfocado en federalizar la marca, llegando a las principales ciudades del país de la mano de franquiciados activos, que quieran estar atrás de la caja o muy cerca controlando.

El local, que debe tener entre 80 a 120 metros cuadrados en una sola planta, se entrega llave en mano, es decir, listo para operar. La inversión, dependiendo del tamaño del local que se tenga, va de los u$s50.000 a los u$s70.000 considerando la obra y el canon de ingreso.

Luego y de manera mensual, el franquiciado debe abonarle a la marca regalías del 4% sobre la facturación que, en promedio, ronda los $500 millones anuales.

Arrancaron lejos de los barrios de moda y los polos gastronómicos con hamburguesas artesanales, del día, sin conservantes ni aditivos; hoy venden tienen franquicias hasta en Estados Unidos

Arrancaron en Boedo con una propuesta de hamburguesa artesanal, del día, sin conservantes ni aditivos y hoy tienen franquicias hasta en Estados Unidos

«El tiempo de recupero de la inversión se alcanza entre los 15 y los 20 meses de actividad y para que sea posible y para que al franquiciado le vaya bien supervisiones presenciales cada 48 horas para ayudarlos tanto en la operación, las ventas como la administración. Esto garantiza ser prolijos, clave en estos momentos de crisis».

Nosotros supimos crecer en situaciones de crisis; en pandemia fue cuando más crecimos y fue porque supimos amoldamos a los cambios. Hoy la gente busca promociones y nosotros somos una de las pocas empresas gastronómicas en argentina con la estructura necesaria para poder controlar eso,» concluye optimista Gauna a favor de su empresa.

En conclusión, Gauna destaca que, teniendo en cuenta el contexto actual, aquellos que adquiera una franquicia de la cadena de hamburguesas El Desembarco estarán invirtiendo en un negocio de volumen con buenos márgenes de rentabilidad.

Atención emprendedores: ¿se terminó el boom de la cerveza artesanal o todavía es negocio?

Fuente: IProfesional – El boom cervecero quedó atrás y hoy el sector vive su peor momento por la inflación, la competencia y la caída del poder adquisitivo. ¿Cuál es la salida?

Luego de un significativo auge, la industria de la cerveza artesanal vive su peor momento. Desde el 2018, las devaluaciones, la pandemia, el aumento de la inflación, la caída del poder adquisitivo, la presión fiscal y la competencia con las cervecerías industriales pusieron en jaque su crecimiento y hoy sufren una caída del 40 por ciento.

Para conocer en profundidad la situación actual del sector, iProfesional consultó a dos referentes: Emmanuel López, productor cervecero y vicepresidente de la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina (CCAA) y a Martín Boan, empresario cervecero y director del Centro de Cata de Cerveza, un espacio de capacitación para emprendedores del rubro.

Los números rojos de los productores de cerveza artesanal

El negocio de la cerveza actualmente está dominado por dos empresas multinacionales, ABInBev (Cervecería y Maltería Quilmes) y CCU (Heineken, Isenbeck y Palermo, entre sus más de 15 marcas) que en suma representan un 97% del total del mercado. El 3% restante está conformado por unos 1.500 productores independientes, algunos se dedican solamente a la producción y otros son dueños o están asociados a bares cerveceros.

El negocio de la cerveza artesanal creció muy fuertemente durante la década pasada y entre el 2014 y el 2017, potenciado por la moda de los bares cerveceros, el crecimiento fue exponencial. «La rentabilidad era de un 30%, un porcentaje exageradamente alto. Sin embargo, desde el 2018 el viento dejó de ser favorable. Cuando en abril de ese año, para evitar el salto del dólar, el Banco Central salió a vender u$s1.500 millones en una sola rueda, ya la vi venir, ahí me di cuenta de que algo estaba sucediendo; en junio vino la devaluación y todo cambió», recuerda Boan.

Desde entonces, el sector comenzó a ser cada vez menos competitivo por el exceso de oferta, por las sucesivas devaluaciones y los procesos inflacionarios. En la actualidad, el escenario continúa siendo desalentador.

Históricamente, cuenta López, el litro de cerveza se vendía en torno a los u$s3 (unos $45 con un dólar a $15) y ahora se está vendiendo alrededor de u$s1,20 (unos $1.200 con un dólar de alrededor de $1.000). «Antes el margen era superinteresante», se lamenta. 

La industria de la cerveza artesanal pelea por su subsistencia

Con una caída del 40% hoy la industria de la cerveza artesanal pelea por su subsistencia

Pero, además, agrega, a este escenario, hay que sumarle la pérdida del poder adquisitivo de la clase media, el cliente principal de la cerveza artesanal.

Con todo, y la pandemia, las ventas del sector de la cerveza artesanal caen en picada, llegando este último año a una caída del 40%, mientas que para las empresas de cerveza industrial la baja ronda el 20 por ciento.

«Las multinacionales la sufren menos porque tiene más espalda como para absorber costos o poner precios promocionales. Nosotros los productores independientes tenemos que trasladar sí o sí los costos a los precios porque si no nos fundimos. Entonces mes a mes estamos más caros y la industrial más barata», explica López, quien en Portlander Fermentation Lab emplea a 19 personas y las ventas este primer trimestre del año le cayeron un 43% respecto al mismo periodo del año anterior.

La carrera por los precios y la dependencia de la clase media

Actualmente, una lata de medio litro de cerveza industrial ronda los $1.000 y el equivalente de cerveza artesanal está en el orden de los $2.000. «Entonces, cuando la gente llega a la góndola y se encuentra esa diferencia de precios, empieza a hacer cuentas de que entre el colegio de los chicos, la prepaga y el alquiler… terminan optando por no comprar cerveza o va por una más barata», dice López.

Es que, refuerza Boan, la clase media es el principal consumidor de la cerveza artesanal, un sector también cada vez más golpeado. «Necesitamos que la población recupere su poder adquisitivo para que traccione más el consumo».

Aunque López y Boan reconocen que ahora el dólar está estable y, por lo tanto, también una parte de sus costos, remarcan que solamente por la luz les están llegando aumentos en torno al 300% de aumento. En diciembre de 2021, alcancé mi pico de ventas con 100.000 litros por mes. En marzo de este año, un mes generalmente favorable para el sector, las ventas se redujeron a 43.000 litros. Encima hice una inversión millonaria para mudar la fábrica a una más grande y ahora estoy en rojo. En febrero la luz me llegó por $1.700.000 y en marzo me llegó por $3.500.000. Lamentablemente, estas cosas las tenemos que trasladar a precios y, por lo tanto, la brecha con las marcas industriales es cada vez más grande y nuestras ventas menores», dice López.

La exportación, agrega Boan, no es tampoco hoy una salida viable, ya la industria enfrena costos internos caros y el dólar no es competitivo. «Además, por cada compra que hacemos, tenemos que retener ganancias con un mínimo no imponible de $224.000, un monto que no se actualiza desde el 2019 y que en todo caso es lógico si hacemos compras por cinco millones de pesos, pero ¿por una compra de $500.000? También tenemos un impuesto exclusivo del sector cervecero del 8.7% y que no es trasladable», se queja Boan.

En este negocio solo hay lugar para los profesionales, dice Boan

En este negocio solo hay lugar para los profesionales, dice Boan

Por lo tanto, para quienes están pensando en emprender en este negocio, López recomienda no hacerlo, al menos ahora. «No hay un tiempo de recupero cierto, no hay un mercado demandante que pague, se está vendiendo cada vez menos y está muy difícil abrir nuevos mercados. Si tu pasión es hacer cerveza, mi recomendación es que sea un hobby y si te mandás, no dejes tu actividad principal porque cuesta mucho vivir de esto, mucho más si sos nuevo, que al principio son puros costos», advierte el vicepresidente de CCAA y cofundador de la fábrica de cerveza artesanal de San Martín Portlander Fermentation Lab.

«Hoy es un negocio para profesionales, para personas que hagan bien las cosas, que innova y que quiera superarse. El que no comprenda esto y compre cuentos de hadas va a fracasar», opina Boan.

¿Cuál es la salida?

Para evitar despidos y hacer frente a la crisis, López en Portlander cortó la logística tercerizada y ahora con una camioneta propia y dos personas del equipo hacen los repartos. También está tramitando la ampliación de la habilitación de su planta para poder enlatar bebidas de terceros como agua, soda, gin tonic, vinos tintos de verano; etc. También está intentando ampliar los canales de comercialización. «O llegar a los supermercados, aunque es muy difícil porque suelen tener condiciones bastante poco amigables con las pymes: te pagan a 60 o 90 días, pero además te cobran un montón de cosas: la logística, la reposición, las promociones», detalla.

El principal canal de comercialización para los productores independientes siempre fueron los bares cerveceros. Pero tras la pandemia, diversificaron sus ventas, ofreciendo producto enlatado a cervecerías, restaurantes, almacenes, vinotecas, tiendas de delicatesen y, en algunos casos, supermercados. En Portlander, cuenta López, hoy el negocio es 70% lata y 30% barril.

Como vicepresidente de la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina, López destaca el alto grado de solidaridad y cooperación que hay entre los productores independientes y confía que eso los ayudará a resistir y salir adelante. «Hay un entendimiento de que acá nadie se salva solo. Nuestra ganancia no está en robarle el mercado al colega, sino más bien en ver cómo hacer para que ese 3% de la torta que hoy somos siga creciendo. En el 2000 éramos el 0,1%, crecimos 30 veces más y podemos crecer un montón más. En Estados Unidos, que es un poco nuestro norte, son el 14%», dice un poco más optimista.

Para los que ya están en el mercado, la clave para salir adelante es reducir, diversificar e innovar y, para los nuevos, hacer algo muy chiquito o tercerizar la producción en la capacidad ociosa que hoy tienen los productores y poner todo el talento en el desarrollo comercial. «Hoy el desafío es vender, no es operativo. Hay un montón de fábricas que pueden hacer muy bien tu producto, incluso mejor de lo que podés hacer como emprendedor», recomienda López.

Hoy el negocio de la cerveza artesanal está en crisis

El sector de los productores independientes de cerveza artesanal representa el 3% en Argentina, pero aspiran a ser el 14% con en Estados Unidos

En este sentido, Boan coincide: «Hoy es imposible montar una unidad de producción nueva, salvo que tengan un proyecto muy bien armado atado con un acuerdo comercial. Hoy si no tenés calzado el negocio no te conviene hacerlo».

Sin embargo, con una cuota de optimismo, Boan asegura que Argentina tiene potencial para duplicar el mercado de la cerveza artesanal. «Me baso en la experiencia de las ciudades de Bariloche, Mar del Plata y La Plata que producen casi cuatro veces más que la media nacional. Hay que seguir profesionalizándose e innovando. El escenario es complejo, pero sinceramente, avizoro un buen destino para los productores de cerveza artesanal independientes que hagan las cosas bien», concluye el director del Centro de Cata de Cerveza.

Aunque parece que la industria de la cerveza artesanal vive su peor momento, el sector todavía tiene potencial para seguir creciendo. Las empresas que logren adaptarse a los nuevos desafíos y ofrezcan productos de calidad serán las que sobrevivan en este mercado competitivo.