CAME, la Secretaría Pyme y la SEBRAE analizaron estrategias para el desarrollo de las pymes

Fuente: CAME – La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), el Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas del Estado de Paraná en Brasil (SEBRAE-PR) y la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa, Emprendedores y Economía del Conocimiento de la Nación se reunieron hoy para intercambiar experiencias en torno a la creación de un ambiente favorable para el desarrollo de las pymes. Las tres partes coincidieron en la necesidad de impulsar el trabajo conjunto entre el sector público y privado a fin de crecer en empleabilidad, en innovación y en la cantidad y calidad de las empresas. CAME y la Secretaría acordaron avanzar en el impulso de una nueva Ley Pyme y en la coordinación de la mesa específica tributaria pyme de la AFIP.

Participaron de la reunión el presidente de CAME, Alfredo González; el secretario general, Ricardo Diab; el secretario de Hacienda, Blas Taladrid; el secretario Pyme, Marcos Ayerra; el subsecretario de Desarrollo Emprendedor de la Nación, Pablo Gutiérrez; y el consultor de la SEBRAE-PR, Ricardo Dellamea.

La Escuela de Negocios de CAME lanza Programas Ejecutivos 2024

Fuente: CAME – La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), a través de su Secretaría de Capacitación, informa a todas sus entidades asociadas que se encuentra abierta la inscripción para la edición 2024 de los Programas Ejecutivos de su Escuela de Negocios.

A partir de las temáticas comprendidas en las Diplomaturas, diseñamos los Programas Ejecutivos, pensados para brindar opciones de formación con una duración más breve que las primeras, pero con su misma calidad de contenido y metodología.

Las características principales de los Programas Ejecutivos son las siguientes:

  • Tienen una duración dos (2) meses cada uno.
  • Están compuestos por 2 cursos online de las Diplomaturas.
  • Cuentan con certificación de la Escuela de Negocios CAME
  • Es una actividad arancelada

Los Programas Ejecutivos inician el lunes 17 de Junio de 2024, y se componen de los siguientes títulos:

Programa Ejecutivo en Gestión del Bienestar y Conducción del talento en la Pyme

Programa Ejecutivo en Plan de Negocios y Análisis de costos para emprendedores

Programa Ejecutivo en Redes Sociales aplicadas a la venta

Programa Ejecutivo en Inteligencia Artificial aplicada al Marketing

La red CAME cuenta con importantes beneficios especiales para ofrecer a sus entidades asociadas. Desde la Secretaría de Capacitación se enviarán los modelos de notas y mayores detalles del beneficio.

Por lo anterior, invitamos a los directivos de las entidades a difundir este importante beneficio entre sus asociados.

Para más información los interesados pueden ingresar en www.came-educativa.com.ar

Para consultas escribir a: programasejecutivos@came.org.ar

Pymes vs la ley Bases y el RIGI

Fuente: Ámbito – La Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) advierte sobre la necesidad de realizar algunos cambios en el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI), que está incluido en el proyecto de ley de Bases. Análisis de Camilo Alberto Kahale, presidente de FEBA.

La aprobación del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) pone en peligro a las pymes. Entendemos la necesidad de buscar y atraer inversiones. Pero, sin dudas, esta no es la forma. Si se aprueban tanto la Ley Bases como el RIGI tal como se hizo en Diputados, las pequeñas y medianas empresas quedarán desprotegidas y en una situación de competencia desleal ante las grandes inversiones.

En una reunión con el presidente de la Cámara baja, Martín Menem, y con el titular del bloque de La Libertad Avanza en Diputados, Gabriel Bornoroni, hemos solicitado tener en consideración ciertos cambios en la Ley Bases que tendrá tratamiento en el Senado.

¿Cuáles son los puntos a tener en cuenta?

  • Es importante incorporar a las pequeñas y medianas empresas en dicha Ley.
  • Es clave impulsar la inclusión de contenido nacional en los proyectos de inversión.
  • Es necesario encontrar el equilibrio entre el desarrollo y producción local y las inversiones provenientes de afuera.
  • Es conveniente la articulación público-privada para evitar las superposiciones impositivas que crean aduanas internas en las provincias y que perjudican a las pymes.
  • Es claro que se necesita una nueva Ley de Pyme que favorezca al sector y que genere empleo genuino.

La situación actual de las pymes es crítica. Si efectivamente la Ley de Bases y el RIGI son aprobados sin contemplar ciertos puntos clave, no estaremos en condiciones de competir con las grandes empresas. Esto se debe a que esos puntos perjudican de lleno a los pequeños y medianos comerciantes, empresarios e industriales de todo el país.

La Ley Bases se encuentra debatiéndose en plenario de comisiones del Senado.

La Ley Bases se encuentra debatiéndose en plenario de comisiones del Senado.

Desde diciembre de 2023 a esta parte el contexto país afectó al sector pyme: la inflación de crecimiento exponencial; la estrepitosa baja en el consumo; el freno de la producción; la disparada de los precios y costos fijos; el aumento de los alquileres, impuestos y servicios básicos; entre otros factores, recayeron de lleno sobre los comerciantes, productores, empresarios y emprendedores. Si a esto le sumamos la total apertura de las importaciones, se complicaría aún más la actualidad del sector.

La Ley de Bases debe ser revisada y contemplar las necesidades de todos los sectores. La Argentina sólo saldrá adelante con todos adentro: empresarios, trabajadores, estudiantes y jubilados; con la industria y con el campo; protegiendo a la industria nacional y dándoles garantías a todos aquellos capitales privados que lleguen de afuera; y garantizando la fuente de trabajo tanto en el sector público como en el privado.

Las pequeñas y medianas empresas representan el 99,4% del total de empresas del país y emplean al 64% de los asalariados registrados.

Las pequeñas y medianas empresas representan el 99,4% del total de empresas del país y emplean al 64% de los asalariados registrados.

Es relevante cuidar a las pymes, defenderla en cada uno de los puntos omitidos o contemplados en la actual Ley de Bases. ¿Por qué? Los números son claros, en materia de desarrollo de la economía argentina, las pequeñas y medianas empresas representan el 99,4% del total de empresas del país y emplean al 64% de los asalariados registrados (según registros del Ministerio de Economía de la Nación a septiembre de 2023). Hay que sentarse en una mesa de trabajo y plantear el estado de situación, las necesidades y hacer propuestas. Esto es lo que estamos haciendo desde FEBA y CAME –en representación de cientos de Cámaras empresarias de la provincia de Buenos Aires y del resto del país-.

La UIA ratificó su apoyo a Milei y a la reforma laboral pero advirtió por recesión y desempleo

Fuente: Perfil – Aunque un informe reciente señaló que febrero marcó el noveno mes consecutivo de caída interanual de la actividad y pronosticó una profundización de la crisis en marzo, el presidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja, respaldó al mandatario y defendió las modificaciones que propone la Ley de Bases.

El titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, celebró la media sanción de la Ley de Bases en Diputados y defendió la reforma laboral que esta propone. Y pese a reforzar su respaldo a Javier Milei, le solicitó al Gobierno Nacional «una legislación» para las PyMEs, que representan más del 90% del empleo en Argentina.

“La actividad económica sufrió una caída del 40% en algunos sectores y se han perdido 70.000 puestos de trabajo formal”, reveló el presidente de la entidad, en diálogo con Urbana Play, al mismo tiempo que aseguró que “el capital humano es fundamental para las empresas desde el punto de vista productivo”.

A pesar de las cifras preocupantes, el empresario expresó su apoyo a la gestión de La Libertad Avanza y defendió la reforma laboral planteada en el proyecto de ley que esta semana avanzó al Senado. Asimismo, criticó la «informalidad bestial» que prevalece en el país.

Daniel Funes de Rioja 20221110

No es contra el trabajador sino contra una legislación que tiene más de 50 años”, expresó. En línea, señaló que la ley hace que “el empresario no tenga miedo a contratar” porque “hay una industria del juicio indiscutible que castiga a la pequeña empresa”.

El último informe de la Unión Industrial Argentina mostró que la actividad económica registró, en febrero, una caída interanual del 6,8%. Se trata del noveno mes consecutivo del índice en declive. En lo que va del primer bimestre del 2024, la contracción acumulada llega al 8,3%.

Informe de Actividad Industrial de la UIA con datos de febrero.

Durante la presentación del reporte, los empresarios «señalaron la urgente necesidad» de que el Gobierno Nacional pueda «implementar políticas que permitan sostener la demanda, considerar el impacto en la industria nacional de la apertura comercial sin antes bajar impuestos, los recientes aumentos de tarifas y la pérdida de empleo”.

Los datos de la UIA se complementan con los recientemente divulgados por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que informó que la actividad de la industria PyME experimentó una nueva disminución en marzo, esta vez del 11,9%. Además, el balance del primer trimestre del año refleja una caída aún más marcada, alcanzando el 19,1% en comparación con el mismo período del año anterior.

«Si este es el camino, tengan en cuenta la microeconomía»

Por ello, Funes de Rioja advirtió: «Si este es el camino, tengan en cuenta la microeconomía para tomar medidas complementarias que hemos sugerido, que hemos planteado al Gobierno y también a los legisladores que se quisieron reunir con nosotros».

Estas propuestas contemplan un tratamiento diferenciado respecto al aumento de tarifas y la implementación de programas de estímulo para la inversión, dirigidos especialmente a las pequeñas y medianas empresas.

Asimismo, desde la UIA rechazaron el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) propuesto en el proyecto de Ley de Bases, el cual otorga exenciones a grandes empresas pero ha sido objeto de críticas debido a las preocupaciones sobre una posible «competencia desleal».

«Es bueno que se estimulen las grandes inversiones, pero también es bueno que se estimulen las pequeñas inversiones«, expresó, al mismo tiempo que alertó que la apertura de importación “es riesgosa” para la industria nacional.

El sector de celulosa y papel podría aportar U$S 2.000 millones a la economía argentina

En concordancia con esta postura, el Centro de Estudios de la UIA, en colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), presentó un informe sobre el potencial de las cadenas de valor industriales para «aumentar las exportaciones, contribuir al incremento del PBI y acortar la brecha que existe en América Latina respecto a la producción de celulosa y papel».

En concreto, el CEU-UIA presentó un trabajo sobre el potencial de crecimiento del sector de celulosa y papel que realizó durante el 2023. El documento incluye un análisis cuantitativo y cualitativo de la cadena celulósica-papelera y el potencial que tiene este sector para expandirse, promover las inversiones, ampliar su oferta e incrementar la demanda.

El sector de celulosa y papel podría aportar 2.000 millones de dólares a la economía.

Durante la apertura, el presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja indicó que “parte del potencial argentino radica en que los mercados internacionales requieren cada vez más papel para embalaje por el aumento del comercio digital, pero tienen poca disponibilidad de tierras para abastecerse”. Además “tenemos la capacidad de responder a esa demanda sin afectar sitios de alto valor de conservación, con recursos renovables, productos biodegradables y reciclables”, concluyó. 

Según estimaciones, Argentina tiene el potencial de duplicar las hectáreas cultivadas para la producción de celulosa y papel. Además, cuenta con las tierras más productivas del mundo por la abundante cantidad de agua que existe en la Mesopotamia. Sin embargo, es el único país de la región que tiene un saldo deficitario en este sector industrial, como consecuencia de la falta de inversión . 

Más allá de las condiciones favorables en el plano local, el contexto internacional también resulta clave para la expansión de este sector industrial, que tiene previsto un crecimiento del 1,3% anual hasta 2030. «La demanda creciente de papel en India y China, el reemplazo de plástico por papel kraft, el incremento de la demanda de papel de embalaje impulsado por el e-commerce y la poca disponibilidad de tierra en otros centros productivos son factores determinantes para impulsar políticas productivas que atraigan las inversiones que el sector necesita para explotar su potencial», concluyó el escrito.

Encuentro con la Ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello

Fuente: CAME – En el marco del encuentro de Educación y Trabajo de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), el vicepresidente de CAME, Fabián Castillo, compartió con la Ministra de Capital Humano de la Nación, Sandra Pettovello, acompañada por el secretario de Trabajo de la Nación, Julio Cordero, y el secretario de Educación de la Nación, Carlos Torrendell, el trabajo realizado por CAME en Brasil para potenciar la internacionalización de las pymes argentinas, y acordó una agenda de trabajo conjunto, a través de nuestra red federal, para impulsar la capacitación en oficios y la generación de trabajo genuino.

La industria pyme cayó 11,9% anual en marzo

Fuente: CAME – En marzo, la actividad del sector manufacturero pyme registró una caída anual del 11,9%, experimentando así un nuevo descenso. A su vez, en el primer trimestre del año, la producción industrial acumuló una baja del 19,1% en comparación con el mismo período de 2023.

Además, se observó un retroceso del 3,4% en la comparación mensual desestacionalizada. Esta coyuntura refleja la gravedad de la situación del sector y la necesidad de tomar medidas urgentes para revertir esta tendencia.

Es el cuarto mes consecutivo que la actividad fabril retrocede y, por como vienen los pedidos de producción, las pymes no ven un piso en el corto plazo.

Las empresas relevadas operaron en marzo con 70% de su capacidad instalada, mostrando una caída de 0,8 puntos porcentuales frente a febrero. Hay sectores con niveles altos de stock que se debaten entre seguir produciendo para no cortar el proceso y tener que cesantear personal o frenar.

Por otra parte, las industrias consultadas destacaron que los precios estuvieron más estables y un 25,3% señaló que siguen teniendo problemas para reponer stocks.

Estos resultados surgen del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que elabora CAME, con una muestra que alcanzó a 413 industrias pyme a nivel federal.

Análisis sectorial

Cinco de los seis sectores manufactureros del segmento pyme tuvieron fuertes caídas en la comparación anual, siendo los más afectados “Papel e Impresiones” (-27,4%) y “Químicos y plásticos” (-20,7%). “Textil e indumentaria” fue el único rubro en alza (+10,9%).

Alimentos y bebidas

El sector registró una caída de 5,6% anual a precios constantes en marzo y de 3,6% en la comparación mensual. En el primer trimestre del año acumula una baja de 14,2% anual. Las industrias operaron con 73,3% de su capacidad instalada.

A pesar de la performance del mes pasado, algunas empresas destacaron como positivo la desaceleración de los precios y la normalización en la importación de insumos. De todas maneras, el escenario esperado conjuga costos crecientes con márgenes cada vez más chicos y ventas decrecientes.

“Las Pascuas no fueron lo esperado. Pensábamos duplicar las ventas del año pasado y no fue lo que sucedió. Para nosotros, marzo junto con fin de año es la época más fuerte, pero solo trabajamos al 50% de la capacidad instalada, no necesitando ni siquiera el 100% del tiempo ni personal” (Industria en Villa Lynch, provincia de Buenos Aires).

“Marzo fue pésimo. La venta se desmoronó, los ingresos cayeron mucho, hay menos trabajo” (Fábrica en San Rafael, Mendoza).

Textiles e indumentaria

Este sector mejoró 10,9% anual en marzo, aunque registró una caída de 0,5% frente a febrero. Para el primer trimestre del año acumula un aumento de 2,3%. Las industrias operaron con 71% de su capacidad instalada. Esto es un nivel bajo para el sector, pero mejor que el del año pasado.

A pesar del crecimiento en la actividad, las empresas se lamentaron por la multiplicación de las tarifas de electricidad y porque la venta no alcanza para cubrir los costos de fabricación.

“Pasamos de pagar 14 millones de pesos de luz a 40 millones. Imposible afrontar esos costos con los volúmenes de ventas actuales” (Fábrica en Paso del Rey, provincia de Buenos Aires).

“La venta mejoró, pero necesitamos que aumente mucho más para obtener rentabilidad. Son tiempos difíciles” (Fábrica en Godoy Cruz, Mendoza).

Maderas y Muebles

En marzo, el sector se retrajo 11,9% anual a precios constantes, y 4,4% en la comparación mensual desestacionalizada. En el primer trimestre del año, acumula un descenso del 20,1%. Las industrias operaron con 72,6% de su capacidad instalada. Fue un mes relativamente estable en materia de precios, pero la producción se vio muy frenada, con pocas consultas y con bajas ventas. La gente detuvo obras, al igual que los gobiernos de todos los niveles, y eso afectó a los sectores que directa o indirectamente están vinculados.

“Por la poca actividad y la caída fuerte en las ventas, tuvimos que reducir horas de trabajo al personal” (Fábrica de muebles en la ciudad de Salta).

“Seguimos abiertos solo esperando la reactivación, porque en marzo no se vendió nada y abril no vemos repunte aún” (Fábrica en Puerto Tirol, Chaco).

Metal, maquinaria y equipo, y material de transporte

En marzo, el sector tuvo una contracción de 16,8% anual a precios constantes y del 4,8% en la comparación mensual. Para el trimestre, acumula una caída de 24,5% frente a los mismos meses de 2023. Las industrias operaron al 66,6% de su capacidad instalada, niveles similares al de los últimos meses.

Las empresas consultadas se mostraron preocupadas por las condiciones económicas, pero también optimistas con la recuperación. Hubo algunas que cesantearon personal porque no había trabajo para darle, y otras que decidieron cerrar algunos días para no seguir acumulando stocks.

“Nuestra planta industrial comenzó a cerrar una semana al mes por falta de demanda. Esperamos incentivos por parte del Gobierno nacional para aumentar el consumo interno” (Fábrica en la Ciudad de Buenos Aires).

“Todavía tenemos algunos problemas para conseguir insumos, pero lo que más nos preocupa son los aumentos de costos. Para vender tenemos que bajar nuestra rentabilidad porque estos meses no hay margen para subir precios” (Fábrica en Ciudad de Córdoba).

Químicos y plásticos

En marzo, el sector experimentó una significativa contracción del 20,7% anual a precios constantes, y de 4,4% en la comparación mensual. En el trimestre, la producción acumula una caída de 28,7% frente al mismo período de 2023. Durante el tercer mes del año, las industrias operaron con 65,6% de su capacidad instalada, con bajos niveles de inversiones.

Las empresas consultadas explicaron que sus clientes mantienen altos niveles de stocks y por eso se frenaron los pedidos de producción. Las pymes que exportan logran compensar la caída en el mercado interno, pero igual la rentabilidad es una ecuación difícil de equilibrar con los costos actuales.

“Trabajamos muy poco este mes y, además, seguimos teniendo problemas para cancelar deudas en el exterior, a pesar de la implementación del bono” (Fábrica en Paraná, Entre Ríos).

“El mes fue muy malo, facturamos menos que en marzo del año pasado con precios que se triplicaron” (Fábrica en la ciudad de San Luis).

Papel e impresiones

La actividad se retrajo 27,4% anual a precios constantes, siendo nuevamente el sector con mayor retroceso. En términos mensuales, también se registró una retracción de 5% y en el primer trimestre del año la actividad acumula una caída de 23,7% frente al mismo período del año pasado. Las empresas operaron con 77,9% de su capacidad instalada, nivel alto tanto en el comparativo histórico como en relación con otros sectores, pero que se explica por los bajos niveles de inversiones.

“Hay poco trabajo, no se imprime nada. Lo que nos salva de un mes para el olvido son los servicios que brindamos en diseño y edición” (Industria en Rosario, Santa Fe).

“Estamos con altos niveles de stocks, podríamos abastecer demandas varias semanas sin producir” (Empresa en la ciudad de Catamarca).

CAME inauguró en Brasil un showroom permanente para productos de pymes argentinas

Fuente: CAME – La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) inauguró en la ciudad de Curitiba, Brasil, un Centro de Exposición Permanente de Productos Argentinos en el que las pymes argentinas contarán con un espacio para exhibición, coworking y sala para reuniones en la que reforzar el intercambio comercial con el sur del país vecino. En Argentina hay unas 5200 pequeñas y medianas empresas con capacidad de exportación.

“Las MiPymes son el 83,5% de las exportaciones de Argentina. Sin embargo, sólo representan el 15% del valor de lo comercializado con el exterior. El trabajo que venimos realizando con apoyo del Gobierno nacional y de los gobiernos provinciales es fundamental para incrementar ese porcentaje. Este es un estado muy productivo, cercano y con costumbres muy similares a las nuestras”, dijo el presidente de CAME, Alfredo González.

A su vez, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Emprendedores y Economía del Conocimiento de la Nación, Marcos Ayerra, subrayó: “Hay que unirse. Nación, provincias y municipios estamos en un momento muy especial. Debemos ser articuladores para que las cosas sucedan. Nosotros tenemos que sacarle el pie de encima a los privados y los empresarios focalizarse en producir más y mejor”.

Con la incursión de CAME en Curitiba las pymes exportadoras contarán con un depósito de mercadería argentina, que se podrá vender en reales y se distribuirá en todo Brasil. Cabe destacar que en Argentina hay unas 5200 pequeñas y medianas empresas con capacidad de exportación.

En ese sentido, el vicegobernador del estado brasileño de Paraná, Darci Piana, resaltó: “Somos uno de los principales productores de alimentos de Brasil. Pero también tenemos una industria muy diversificada, con grandes fábricas automotrices y de camiones. Lo más natural para nosotros es fortalecer la relación con Argentina, con quien poseemos una amplia frontera. Vamos a ampliar los intercambios comerciales”.

A partir de la relación estratégica entre CAME, el Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas de Paraná (Sebrae/PR) y la Asociación Paranaense de Supermercados (Apras), por segundo año consecutivo más de 90 empresas pymes de 12 provincias de Argentina participaron de la Expo Apras ’24, la 41ª Feria y Convención Paranaense de Supermercados, con el stand más grande de toda la feria.

“El brasileño reconoce y destaca el diferencial del producto argentino. Por el crecimiento de su mercado interno y por los aumentos de los costos logísticos, hoy buscan comerciar con sus vecinos. Elegimos el estado de Paraná porque lo que funciona acá funciona en el resto de Brasil. Esta es una economía con un alto poder adquisitivo”, explicó el secretario general de CAME, Ricardo Diab.

Por su parte, el gobernador de Chaco, Leandro Zdero, destacó que “más allá de que hay una fuerte apuesta, está el deseo de que todo el esfuerzo realizado por las pymes chaqueñas y de las provincias que se sumaron se materialice en hechos concretos. Hay que apostar de manera muy fuerte al Mercosur. Nuestro horizonte es simplificar y facilitarles el trabajo a las pymes”.

En lo que refiere al estado de Paraná, las pymes argentinas podrán incorporarse en un mercado que cuenta con casi 12 millones de potenciales consumidores, lo que lo ubica en el quinto puesto de entre los 27 estados brasileños. En relación con el Producto Interno Bruto (PIB), Paraná es la cuarta economía más rica del país vecino −con un PIB de casi USD 95 mil millones−, con un sector agrícola muy productivo y diversificado y con una industria en constante crecimiento.

Además del Comité de Presidencia de CAME participaron la presidenta de la Comisión de Pequeñas y Medianas Empresas de la Cámara de Diputados, Mónica Fein; el ministro de Desarrollo Productivo de Santa Fe, Gustavo Puccini; el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de Córdoba, Pedro Dellarossa; el ministro de Industria de Misiones, Federico Fachinello; la secretaria de Comercio Exterior santafesina, Georgina Losada; la subsecretaria de Comercio e Integración misionera, Graciela de Moura; el cónsul argentino en Curitiba, Eduardo Alfredo Leone; el titular de Sebrae/ PR, Ercilio Santinoni; el superintendente de Sebrae/PR, Vítor Tioqueta; el director del organismo, Ricardo Dellamea; y el director de Relaciones Internaciones de Apras, Celso Gusso.

Qué le hace falta hoy a las pymes: radiografía de un sector en caída libre

Fuente: Ámbito – Durante las décadas pasadas cada Gobierno que asumía prometía defender a las PyMEs y a la industria, pero la realidad era otra.

La gran mayoría de los argentinos teníamos el convencimiento a finales del 2023 que la situación económica del País era critica. La combinación de alta inflación, falta de insumos y precios relativos, índices de pobreza altísimos, la industria y el comercio ahogados por el lastre de una presión impositiva creciente acentúo la precarización de la economía y la falta de inversiones, sumado a un sistema laboral arcaico incapaz de generar empleo y confianza, hacia casi imposible ver una salida con un futuro promisorio y solo adivinamos una nueva y más profunda crisis. Esa mayoría eligió la necesidad imperiosa de un cambio en el rumbo de la política y economía del País, después de décadas de utilizar las mismas recetas que nos llevaron al retroceso económico de un País que tiene todo para crecer, siendo este en gran medida el sentir de los industriales Pymes metalúrgicos.

Durante las décadas pasadas cada Gobierno que asumía prometía defender a las PyMEs y a la industria, pero la realidad era otra. Acuciados por un gasto cada vez más descontrolado buscaban como una de las salidas más rápida incrementar o crear nuevos impuestos. Lo hicieron hasta niveles imposibles de sostener, una receta económica que hundía cada vez más a nuestro sector , impidiéndonos competir con el resto del mundo, terminábamos exportando impuestos y no productos elaborados, algo que nadie nos iba a comprar, y así nos quedaba como único recurso un mercado interno que se reducía día a día.

La protección por aranceles o trabas a la importación eran las únicas herramientas que proponían los Gobiernos para (de acuerdo a su mirada) protegernos y de paso cobrar más impuestos. No entendían que así también encarecían todos nuestros productos y nos hacían cada vez menos competitivos por el peso de las cargas impositivas. La industria argentina tuvo a la fuerza que adaptarse a este escenario, nos adecuábamos a las reglas o desaparecíamos. Así fue como muchas industrias desaparecieron.

Ha pasado un cuatrimestre del nuevo Gobierno y podemos resumir que tenemos esperanzas. Se observa un gobierno preocupado por ordenar las cuentas, bajar el gasto público y por ende la presión impositiva, sumado al interés de cambiar la legislación laboral vigente, que desde hace décadas únicamente posibilito la industria de juicio, el quiebre de PyMEs, la imposibilidad de generar empleo y el fortalecimiento económico y político de Sindicatos que terminaron desbalanceando la necesaria justicia laboral.

Esa esperanza se desdibuja en la coyuntura, hoy seguimos teniendo como principal mercado el mercado interno, el cual se redujo por la baja de ingresos y crédito. Sabemos que es una transición hacia el ordenamiento de la economía, pero en el mientras tanto, nuestras ventas cayeron un promedio del 14% respecto del mismo periodo del 2023 y disponemos una utilización de la capacidad instalada del orden del 50%, observando con preocupación la falta de avance en los temas que más nos concierne por diferencias políticas. Justamente esas diferencias políticas hacen que vivamos una situación compleja en determinados territorios, como sucede en la Provincia de Buenos Aires con una política económica diametralmente opuesta al gobierno nacional, donde para mantener los gastos públicos, se incrementaron impuestos muy por encima de la inflación y se sumó la tributación forzada de los grandes contribuyentes de adelanto de IIBB, ahondando aun mas la dificultad de las empresas para disponer de recursos propios.

Estas diferencias políticas no resueltas hacen que se posterguen medidas esenciales para que la economía comience a funcionar plenamente. Sin reducción de la presión impositiva y sin cambio profundo de las leyes laborales la suerte de nuestras PyMEs está echada ante una posible apertura económica a futuro.

Necesitamos que haya acuerdos políticos que permitan desarrollar las fuerzas productivas del país, sin mezquindades ni individualismos, sin grietas ni oposiciones inútiles, es hora de escuchar a nuestros proceres como Manuel Belgrano que sostenía “Me hierve la sangre, al observar tanto obstáculo, tantas dificultades que se vencerían rápidamente si hubiera un poco de interés por la Patria”.

Los industriales metalúrgicos estamos a favor de las medidas del Gobierno y acompañamos plenamente al Pacto de Mayo, propuesto a Gobernadores y Lideres políticos.

Pymes: ¿Como nos podríamos oponer a puntos que nos permitirán bajar costos y mejorar nuestra competitividad a futuro?

Debemos hacer hincapié en que antes deberán resolverse los 9 puntos iniciales del Decálogo para dar recién paso al último punto que propone la apertura plena al comercio internacional de la Argentina, lo cual no solo es saludable sino necesaria, pero que hacerlo antes de realizar los cambios profundos que demanda la economía, el sistema laboral y la política, llevara a la destrucción irremediable de nuestra industria al impedírsele competir en igualdad de condiciones.

Las necesidades coyunturales no deben impedir ver los males que pueden producirse si se toman medidas aperturistas ante de quitarnos la carga que nos han ido sumando años de proteccionismo en la Argentina.

Una nueva industria argentina será posible cuando las distintas fuerzas políticas entiendan que no se trata de proteger arancelariamente a la industria, sino de darles un entorno de previsibilidad, evitar cargarlas impositivamente y darles las herramientas económicas y financieras necesarias para que se desarrollen como sucede en otras partes del Mundo. Las industrias metalúrgicas están dispuestas a afrontar el desafío, pero antes deben sacarnos el pie de encima. Como dice el lema libertario “Don’t tread on me” (No me pises).

Secretario General de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica (CAMIMA).

Carla Martín Bonito es la nueva presidente de la Copal

Fuente: Ámbito – La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) llevó a cabo su asamblea anual este lunes 8 de abril, y eligió a Carla Martín Bonito, quien previamente ocupaba el cargo de directora ejecutiva, como la nueva presidente de la entidad.

La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) llevó a cabo su asamblea anual este lunes 8 de abril, y eligió a Carla Martín Bonito, quien previamente ocupaba el cargo de directora ejecutiva, como la nueva presidente de la entidad.

Bonito se convierte en la primera mujer en la historia en estar al frente de cámara de empresas alimenticias, sucediendo a la destacada gestión que Daniel Funes de Rioja encabezó durante 16 años, quien, además, continuará al frente de la Unión Industrial Argentina, entidad que preside actualmente y llevando adelante la representación de COPAL en aquella institución.

El cambio de mando se da en medio de la caída del consumo, que afecta fuertemente al sector, los reclamos del Gobierno por las remarcaciones de precios y la liberación de las importaciones de alimentos, lo que representa importantes desafíos para la dirigencia entrante.

Durante la asamblea, COPAL expresó su sincero agradecimiento a Funes de Rioja por el liderazgo, compromiso y dedicación a lo largo de su mandato.

«Esta transición en la presidencia forma parte del proceso natural que surge del estrecho trabajo en conjunto que hemos mantenido con Carla durante los últimos 13 años. Me despido con plena confianza en el futuro de nuestra entidad», dijo Daniel Funes de Rioja, destacando el profundo conocimiento del sector y la preparación de la nueva presidente para asumir esta nueva función.

«Es un honor y un privilegio asumir el liderazgo de COPAL, habiendo transitado un camino de constante crecimiento dentro de esta entidad que nuclea a 34 cámaras sectoriales abarcando un universo de más de 14.500 empresas de nuestro país. Desde ya mi gestión buscará fortalecer y capitalizar todo el sustento técnico que hemos desarrollado, para que la industria de alimentos y bebidas siga creciendo y expandiendo su potencial para maximizar su indiscutible aporte al bienestar económico y social de la Argentina» expresa Carla Martin Bonito.

Esta elección de autoridades se da en un contexto de diálogo y entendimiento que siempre ha caracterizado a la entidad, y que tiene como objetivo conquistar y liderar los espacios de discusión y acción de la política productiva para la industria que representamos.

«Reafirmo la gran capacidad de trabajo conjunto y de conciliar ante la diferencia de intereses. Se trata de ser creativos y contar siempre con alternativas de política productiva para concretar los objetivos que nos propongamos. En esta nueva etapa invito a todos los sectores a unirse en un esfuerzo común a avanzar hacia un futuro que potencie el desarrollo y crecimiento de la industria de alimentos y bebidas de nuestro país y beneficie a todas las comunidades involucradas» manifestó Carla Martín Bonito.

Las grandes empresas, pilares de las pymes para la innovación

Fuente: Cronista – La Unión Industrial Argentina (UIA) les ofrece a las pequeñas y medianas compañías la oportunidad de explorar diversas tecnologías y recibir asesoramiento especializado.

La tecnología es la base sobre la que se construye el futuro productivo del país y, hoy en día, es un pilar fundamental para el desarrollo empresarial. Silvio Zurzolo, presidente del Departamento de Educación, Tecnología e Innovación de la Unión Industrial Argentina (UIA), participó del evento sobre Transformación Digital que organizaron la semana pasada El Cronista y la revista Apertura y señaló que, en este camino hacia la automatización, las Pymes serán las protagonistas de la historia.

Sin embargo, algunas pequeñas y medianas empresas de carácter familiar hoy enfrentan algún tipo de resistencia al cambio.

«En su mayoría, las empresas todavía están a cargo de personas mayores. Si bien los jóvenes quieren hacer transformaciones, reciben como respuesta: ‘¿por qué vamos a cambiar si siempre lo hicimos así?’. Creo que ese es el gran problema y por ahí está el gran cambio cultural que tenemos que hacer», aseguró Zurzolo.

En este contexto, la organización implementó el programa Ruta X. Se trata de una iniciativa que les ofrece a las pymes la oportunidad de explorar diversas tecnologías y recibir asesoramiento especializado. De esta manera, buscan que las pequeñas compañías se embarquen en su transformación digital. «Se hace de forma gratuita», subrayó el ejecutivo.

Por otro lado, Zurzolo reveló que la entidad fabril destaca la importancia de la colaboración entre empresas de diferentes tamaños. De hecho, resalta el papel crucial que las grandes compañías pueden desempeñar al financiar y apoyar iniciativas de transformación digital.

«Hace siete años, sólo el 12% de pymes pensaban en transformarse digitalmente. Hoy, no hay ninguna que no piense en hacer algún cambio y, aproximadamente, la mitad ya están llevando a cabo algo concreto. La Argentina tiene una ventaja con respecto al mundo que reside en los recursos humanos en tecnología», acreditó Zurzolo.

Al hablar sobre el papel de la inteligencia artificial, enfatizó que esta tecnología no reemplazará a los trabajadores, sino que los empoderará.